La Europa League, el jardín de Unai Emery

La Europa League, el jardín de Unai Emery

Emery avisa del peligro de los equipos españoles en la Europa League | PERFORM.

El técnico de Hondarribia empieza otra vez el asalto a su competición favorita

Después de quedarse a las puertas con el Arsenal en 2019, espera volver a coronar con el Villarreal

Con el Sevilla fuera de la ecuación, Unai Emery se alza como la gran figura a nivel histórico de esta Europa League que arranca este mismo jueves con la ida de los dieciseisavos. El técnico vasco ha salido campeón hasta en tres ocasiones, el que más junto con Trapattoni, todas ellas consecutivas y con el Sevilla. Su excepcional logro empezó en 2014 y se cerró en 2016.

Su triple corona le valió para subir un peldaño y dirigir al PSG, equipo que espiraba a ganar la Champions, pero que no se dio, cayendo dos años seguidos en octavos. De allí se marchó a Londres, donde con el Arsenal volvió a disputar la Europa League. De 'gunner' ya afinó más sus posibilidades, quedándose a las puertas de otro campeonato al caer, eso sí, estrepitosamente en la final por 4-1 ante el Chelsea.

Pero volviendo a su relación de amor con la Europa League, con los equipos españoles, Unai ha dejado siempre una buena imagen y ha peleado para proclamarse campeón. Con el Valencia fue escalando poco a poco. Primero se quedó en cuartos y a la temporada siguiente ya alcanzó las semifinales. Poco a poco iba calibrando su pizarra, ajustándola para oportunidades futuras.

Una, dos y tres

Esta le llegó con su fichaje por el Sevilla. En su segundo año a los mandos del conjunto hispalense, dejando a su máximo rival, el Betis, por el camino en octavos de final, conquistó su primer título en Turín. En la tanda de penaltis superaron al Benfica para tocar el cielo otra vez, unos años más tarde que lo lograra, también por partida doble, Juande Ramos.

Tan solo un año más tarde, se repetía la gesta en Polonia. Emery y los suyos volvían a reinar en la Europa League con una competición prácticamente perfecta, tan solo cediendo una derrota en la fase de grupos.

Pero la confirmación de la hegemonía, la épica, la quinta Europa League, la tercera consecutiva y la certificación de que este Sevilla bajo la gestión del de Hondarribia era invencible en la segunda máxima competición europea, llegó el 18 de mayo de 2016 en Basilea. Tampoco pudo el Liverpool pararles el paso. Los del Nervión ya estaban escribiendo su nombre en la historia de la competición, les faltaba tan solo redondear la 'A' y así lo hicieron. Victoria, título y trofeo para casa.

Ese año empezaron disputando la Champions, ya que a diferencia de la primera vez que se consagraron campeones de la Europa League, si les concedía la participación directa en la máxima competición europea, pero cuando hay una relación especial, se vuelve. Era un tercer puesto que en Sevilla ya olía a campeonato.

El Salzburg, un hueso duro de roer para empezar

Su idilio con los equipos españoles es real. Si bien en ninguna ocasión de las que ha ganado se ha enfrentado a un club austríaco, siempre lo ha hecho dejando equipos de LaLiga en el camino.

El rival con el que le tocará bailar primero es más que complicado, viene de un grupo de Champions con un nivel feroz, como era el del Atlético y el Bayern Múnich, donde pese a eso, dejó una buena impresión. Potencia en ataque, juventud, descaro y sobre todo, mucho gol, son los puntos fuertes de un Salzburg que también espera llegar lejos en esta competición.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil