La ciudad de 50.000 habitantes que resiste al asedio inglés en Europa

El Villarreal es el único finalista no inglés en competición europea esta temporada

Es la tercera ciudad más pequeña en llegar a una final europea tras Mónaco y Bastia

El Villarreal, un finalista imbatido de la Europa League | PERFORM

Quique Briz

En términos demográficos, la ciudad de Villarreal puede equipararse a urbes como Puertollano o Utrera. Sin embargo, si algo define bien a esta población es su carácter aguerrido y forjado por su equipo de fútbol, que ha doblegado toda lógica y se ha ido haciendo un nombre en el panorama europeo entre tanto gigante. Algo que acaba culminando en la primera participación del Villarreal en una final europea tras morir cuatro veces en el intento.

El submarino amarillo ha ido poniendo en el mapa a su ciudad, acumulando grandes actuaciones en este siglo tanto en competición doméstica como en Europa. Por el camino, muchos viajes a grandes ciudades europeas que nada tenían que ver con la suya en cuanto a dimensiones, pero que han sucumbido con su gran trabajo. La primera semifinal de su historia data de la temporada 2003/04, cuando fue eliminado en la Copa de la UEFA por el Valencia, de la capital de su comunidad autónoma.

En 2006, sería el Arsenal el que le apartaría de la final de la Champions League con aquel penalti errado por Juan Román Riquelme que despejó Jens Lehmann. Tampoco hubo suerte en la Europa League de 2011, donde el Porto volvió a dejar a los 'groguets' en semifinales en una edición donde brillaron los equipos portugueses. Finalmente, en 2016 se volvería a topar por enésima vez con sus fantasmas, esta vez a manos del Liverpool, que le impidió estar en la final del torneo con una remontada en Anfield.

En el quinto intento, el Villarreal lo ha conseguido contra el mismo enemigo que le privó de una final en 2006. De esta forma, será el único equipo presente en las finales europeas de este año que no sea de la Premier League, algo muy meritorio teniendo en cuenta el nivel que están ofreciendo los equipos ingleses esta temporada.

La tercera población más pequeña en alcanzar una final europea

La ciudad de Villarreal solo es superada por dos ciudades en cuanto al récord de disputar una final europea con la ciudad más pequeña. Se trata de Mónaco y Bastia, dos casos muy particulares dentro del fútbol francés. El primero, afincado en el Principado de Mónaco pero dentro del sistema de fútbol galo, llegó a la final de la Champions League en la temporada 2003/04 y cayó contra aquel Porto de José Mourinho, con una ciudad de menos de 35.000 habitantes por aquel entonces. Mientras, Bastia es la máxima expresión del nacionalismo corso y su equipo se plantó en la final de la UEFA de 1978/79 representando a una urbe de unas 45.000 personas en aquel momento.

Villarreal, por lo tanto, se convertirá el próximo 26 de mayo en la ciudad española más pequeña en llegar a una final, y de ganarla ante el Manchester United será la menos poblada de todo el continente en alzar un título europeo.

Pau Torres, nacido y crecido en la ciudad

Si algún jugador de la plantilla 'grogueta' puede estar orgulloso de esta gesta, ese es Pau Torres. El defensa internacional con la selección española nació y creció jugando a fútbol en sus calles. Formado en la cantera y aficionado al club desde pequeño, tuvo que salir cedido a Málaga para crecer, y volvió como un futbolista maduro. Tras su regreso, es pieza clave en el esquema de Unai Emery y la máxima representación de la ciudad en el equipo.

"Todo el club y toda la afición se lo merece. Es historia llegar hasta aquí, pero vamos a hacer historia de verdad en la final", comentó el jugador, sin poder evitar emocionarse tras el encuentro ante el Arsenal. "Vila-real como pueblo y el Villarreal como club van a representar a todo el fútbol español", afirmó orgulloso. Y es que Pau Torres presenció en las gradas como Juan Román Riquelme amarraba ante el Arsenal la oportunidad de plantarse en una final europea. Ahora lo ha conseguido como futbolista en el equipo de su vida.

El día 26 de mayo y la ciudad de Gdańsk se quedarán para siempre en la memoria de los aficionados del submarino amarillo y de toda la ciudad. Y aunque delante tendrá a todo un Manchester United, al Villarreal solo le separa de la gloria algo que lleva haciendo durante años: abrirse paso entre las ciudades y los equipos más grandes del continente.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil