Más de 5.500 efectivos velarán por la seguridad de la final de la Europa League

Más de 5.500 efectivos velarán por la seguridad de la final de la Europa League

El Sánchez Pizjuán
El Sánchez Pizjuán | Dídac Peyret
EFE

Los aficionados de ambos equipos tendrán sendas zonas de concentración en el Prado de San Sebastián, para los alemanes, y en el Estadio de La Cartuja, para los aficionados del Rangers

La fase crítica entrará en actividad el miércoles a las 15:00 horas hasta las 21:00 horas, con el inicio del partido, y en ella se establece un dispositivo antiterrorista

Más de 5.500 agentes, de ellos más de 3.000 policías nacionales, velarán por la seguridad de la final de la Europa League que jugarán el próximo miércoles en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla el Eintracht de Fráncfort alemán y el Glasgow Rangers escocés.

Policía Nacional y Local de Sevilla y Guardia Civil además de la seguridad privada del Ramón Sánchez Pizjuán participan en este dispositivo que se ha ultimado este lunes en la Subdelegación del Gobierno en Sevilla y que incluye otro antiterrorista que permanecerá activo de forma paralela con especial atención a nodos de transporte y zonas críticas de la ciudad en previsión de concentraciones de aficionados.

Bomberos, Protección Civil y 061 también participan en un despliegue de seguridad cerrado en una reunión presidida por el subdelegado del Gobierno, Carlos Toscano, con representantes de Policía Nacional, Guardia Civil, Tráfico, Ayuntamiento de Sevilla, Real Federación Española de Fútbol y UEFA, Sevilla FC, Metro de Sevilla, Aeropuerto, Renfe, SEGEN Tablada y los consulados británico y alemán.

Con un centro de coordinación en la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental, operativo desde las 18:00 horas del día del partido hasta las 02:00 horas del 19 de mayo, además del trabajo de las diferentes unidades policiales, la Guardia Civil velará por la seguridad en el Aeropuerto, en los traslados de las delegaciones y la fluidez de las carreteras.

Los aficionados de ambos equipos tendrán sendas zonas de concentración en el Prado de San Sebastián, para los alemanes, y en el Estadio de La Cartuja, para los aficionados del Rangers, ambas con dispositivo sanitario y de seguridad y venta de bebidas alcohólicas de baja graduación.

El partido podrá seguirse desde el interior del estadio de La Cartuja para los aficionados escoceses, en el que se ha habilitado una pantalla, con seguridad y vigilancia. En el interior del recinto no se permite la venta de alcohol.

El dispositivo tiene una fase precrítica desde el martes 17 de mayo a las 08:00 horas hasta el miércoles 18 de mayo a las 15:00, con especial atención a la presencia de grupos de seguidores de riesgo y refuerzo de la estación de ferrocarril de Santa Justa y en el Aeropuerto, en el exterior del Sánchez Pizjuán y en los alojamientos de los equipos participantes.

La fase crítica entrará en actividad el miércoles a las 15:00 horas hasta las 21:00 horas, con el inicio del partido, y en ella se establece un dispositivo antiterrorista y de prevención de orden público, con atención al estadio y zonas de concentración de aficionados.

Una vez concluido el encuentro, los agentes colaborarán en el desalojo del estadio, en el refuerzo de la seguridad en las zonas de embarque de aficionados en autocares y nodos de transporte, mientras que se mantendrá el dispositivo antiterrorista y de orden público.

Temas