Sport.es Menú

Una Euroliga con sabor NBA

Este verano la máxima competición europea se ha convertido en un destino atractivo para los 'pross'

El Barça dio el gran golpe de efecto con los fichajes de Abrines y Mirotic y otros clubs de Euroliga le imitaron

Niko Mirotic ya se prepara para su estreno como jugador del FC Barcelona entrenando en las instalaciones de la Ciutat Esportiva | sport

Ha sido siempre un clásico que, cada verano, la NBA haya ‘reclutado’ a los mejores jugadores de la Euroliga. Sin embargo este año la máxima competición continental ha conseguido convertirse en un destino atractivo para buenos jugadores de la liga profesional estadounidense. ¿Los motivos? Muchos y diversos en función de las perspectivas de cada jugador. Unos retoman la experiencia europea, otros muchos la vivirán por primera vez. En muchos casos no es el dinero el principal aliciente si no el sentirse importantes en sus equipos y la opción de afrontar una competición como la Euroliga de primerísimo nivel deportivo. Un reto para sus carreras. 

La mayoría de las veces no se trata de ‘rookies’ y sí de jugadores con tayectorias consistentes y notable experiencia en la llamada mejor liga del mundo. Todo un desafio para sus respectivas carreras partiendo de la base de que son conscientes que serán, en la mayoría de los casos, pilares en sus respectivos equipos.

Un Barça protagonista

En este escenario inédito, el Barça ha sido el gran animador del verano logrando el retorno al Viejo Continente de dos jugadores con sólidas carreras en la liga ‘pross’. Por un lado Nikola Mirotic, quien rechazó una gran oferta para seguir en la NBA a la que había llegado en 2014 para volver a Europa. Y lo hizo, no al Real Madrid, su club, desde 2008, y decidió aceptar el desafío enrolándose en el gran rival

Por otro lado un Álex Abrines quien, tras superar una depresión-que llevó a romper su contrato con Oklahoma-  decididó ‘reencontrarse’ con el basket y volver a disfrutar de él retornando al club en el que de 2012 a 2016 había crecido cualitativamente tras llegar desde el Unicaja. Una proyección que le sirvió en su día para dar el salto a la NBA 

A la estela del doble ‘bombazo’ azulgrana, otros clubs de Euroliga han dado el paso y han logrado reclutar a jugadores NBA para la causa. En este particular elenco figuran Tyler Cavanaugh (Alba Berlín), Shelvin Mack (Armani Milán), Ron Baker y Kostas Koufos (CSKA Moscú), Gregg Monroe (Bayern Múnich), Timofey Mozgov (Khimki Moscú) y Dairis Bertrans , que retorna a Europa tras evolucionar en los Pelicans, Nik Stauskas (Baskonia), Quincy Acy (Maccabi), Wade Baldwin (Olympiacos) o Wesley Johnson y Jimmer Fredette (Panathinaikos).

De izq. a dcha., Mirotic, Abrines, Koufos, Fredette y Mozgov optaron por la operación retorno | J.FERRÁNDIZ/EFE/AFP

Y la cosa no se queda aquí. Este paso fin de semana, el Estrella Roja anunció la incorporación de Lorenzo Brown (1.96 y 29) años que debutará en Euroliga que, tras  una experiencia, en China, ha desarrollado una carrera en la NBA militando en Philadelphia, Minnesota y Phoenix.

Y en los próximos días podría darse oficialidad al fichaje por parte del Khimki de Jonas Jeretbo, que disputó las pasadas finales de la NBA con los Warriors y quien tras una década en la Liga estaría dispuesto a retornar a Europa aceptando la oferta del club de la región de Moscú. Un Khimki que quiere volver a ser competitivo al máximo teniendo en cuenta que su ‘vecino’ fue campeón de la Euroliga.

Ettore Messina 

Pero esta ‘operación retorno’ que podría vivir nuevos capítulos también ha tenido su extensión a los banquillos. En este sentido, el nombre propio por excelencia es el de Ettore Mesina. Tras una dilatada carrera en el Viejo Continente repartida entre el Virtus Bolonia, Benetton, CSKA, Madrid y de nuevo CSKA con cuatro Euroligas en su palmarés, en 2014 decidió afrontar el reto de la NBA. Se unió al staff técnico de los San Antonio Spurs que capitanea un mito como Gregg Popovich. Durante esta trayectoria su nombre sonó entre bambalinas en la NBA con opciones para convertirse en entrenador-jefe en alguna franquicia, circunstancia que, finalmente, no se concretó.

Y este verano le llegó la oportunidad de retornar a Europa y a Italia, su pais, y no se lo pensó dos veces. Tras un ejercicio decepcionante pese a la inversión realizada, el Armani Milán decidió hacer borrón y cuenta nueva empezando desde abajo. Convenció a Ettore Messina para que construyera su nuevo proyecto nombrándole entrenador y jefe de operaciones del club lombardo. Vaya, el ‘jefe’ con galones del proyecto.

Un caso más de que los clubs de  Euroliga son un escaparate lo suficientemente atractivo para captar ‘adeptos’ desde el otro lado del Atlántico. Se nos viene una campaña de lo más atractiva.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil