Sport.es Menú

Randolph y Campazzo salvan al Madrid, que llegó a perder por 15

En el primer cuarto, el Armani Milán pasó por encima de los de Laso (28-13)

Los blancos le dieron la vuelta al marcador tras el descanso y certificaron su triunfo

El Madrid despertó tras estar contra las cuerdas
El Madrid despertó tras estar contra las cuerdas | EFE

El Real Madrid consiguió una victoria de mérito ante el AX Milán, por 85-91, sobre todo si se tiene en cuenta que perdió el primer cuarto por 15 puntos (28-13) y que lo bordó en la segunda mitad.

EFE

FICHA TÉCNICA

EUROLIGA

ARMANI MILÁN

85-91

REAL MADRID

ARMANI MILÁN

(28+22+14+21): James (21), Micov (20), Tarczewski (8), Nedovic (6) y Brooks (6) -equipo inicial-, Della Valle, Gudaitis (13), Bertrans (6), Kuzminskas (2) y Jerrells (3).

REAL MADRID

(13+28+26+24): Rudy (10), Randolph (25), Tavares (12), Llull y Taylor (6) -equipo inicial-, Causeur, Campazzo (21), Reyes (4), Carroll (12), Deck (1) y Kuzmic.

ÁRBITROS

Sasa Pukl (ESL), Milivoje Jovcic (SRB) y Renaud Geller (BEL). Sin eliminados

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la segunda jornada de la Euroliga disputado en el Mediolanum Forum de Milán ante 9.559 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del suizo Patrick Baumann, secretario general de la FIBA, recientemente fallecido.

Anthony Randolph (25 puntos y 11 rebotes) fue fundamental para mantener a su equipo en el marcador y Facundo Campazzo hizo una segunda parte sensacional, igual que Rudy Fernández y la defensa en general.

Nemanja Nedovic y Vladimir Micov avisaron con un 5-0 en el primer minuto y medio de partido de las intenciones del AX Milán, pero con dos canastas de Edy Tavares y buenas acciones de Anthony Randolph, el Madrid neutralizó el inicio de los transalpinos, 9-9 (m.4).

En ese momento se le apagaron las luces al equipo blanco y aceptó un terrible parcial de 14-1 en 3 minutos y 10 segundos. Un auténtico desastre.

El equipo de Laso fue desbordado por un Milán que corrió al contragolpe, dominó bajo los aros e hizo que el Madrid se tambalease como un pelele (23-10).

Hasta el 28-13 con el que finalizó el primer cuarto, el Madrid no hizo segundas ayudas en defensa, no tuvo paciencia en la circulación de balón y tampoco acierto en los precipitados tiros que lanzó.

Por contra, Micov y Mike James estuvieron excelsos en ataque y con 11 y 8 puntos, respectivamente, lideraron a un AX Milán que comenzó a justificar el dinero invertido este año en grandes fichajes.

En el segundo acto, Laso tocó a rebato. El Madrid mejoró porque puso mayor intensidad en sus acciones, sobre todo atrás, aunque eso significara perder demasiados balones.

En ataque, Randolph fue el más acertado, con un Facundo Campazzo que se apuntó a la batalla por recuperar el tiempo y el marcador perdido. Fue un cuarto a trompicones con parciales gruesos para los dos equipos, 2-10 para el Madrid de salida, 6-0 para el Milán seguidamente y 3-8 de nuevo para los campeones, que se acercaron hasta un 39-31 (m.14.30).

El Madrid recortó hasta nueve puntos la diferencia al descanso, 50-41, pero sin buenas sensaciones.

Laso sacó a uno de sus mejores quintetos defensivos en la reanudación, con Sergio Llull y Facu Campazzo para tener mayor control de balón, y pese a seguir sin tener control en las segundas opciones de los italianos en ataque, apenas tardó 4 minutos en llamar a las puertas del partido, 54-50 (min.24).

Un triple de Rudy Fernández dejó la diferencia en 2 puntos, 57-55 (min.25) tras un parcial de 7-14. Y Jaycee Carroll con una bombita restituyó el empate, 57-57.

Al Real Madrid sólo le faltaba ponerse por delante en el marcador y lo consiguió por primera vez en el partido con una canasta de Tavares, 57-59 (min. 27), con un parcial de 7-20.

El Milán ya no vio aro con tanta facilidad, la evidente mejora de la defensa del vigente campeón tuvo que ver y también que el mejor ataque madridista ralentizó la ofensiva de los italianos.

Randolph siguió con la muñeca caliente y el Madrid cerró el tercer acto con una ventaja de 64-67.

El Milán se agarró a James y Micov para aguantar el cruce de golpes con el Real Madrid en el marcador en los primeros minutos del cuarto de la verdad, 73-72 (m.33.15). Campazzo, Carroll y la intimidación de Tavares fueron los puntos fuertes de un Madrid que tuvo en Rudy a un jugador fundamental para reorganizar la defensa del equipo.

Un triple al limite de la posesión de Campazzo permitió al Madrid abordar los últimos 4 minutos con una mínima ventaja 75-79. Y otro más significó el 80-84 a falta de 80 segundos para el final.

El campeón supo gestionar perfectamente el marcador y el cronómetro y apuntarse una victoria de mérito por 85-91, tras una gran segunda parte que consiguió arreglar el desaguisado del primer cuarto.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil