La nueva decepción en Belgrado, difícil de digerir

La nueva decepción en Belgrado, difícil de digerir

Saras no podrá celebrar la Euroliga por segundo año consecutivo
Saras no podrá celebrar la Euroliga por segundo año consecutivo | EFE

El Barça sufre una gran decepción ante el Madrid y deberá consolarse con ir en busca de un tercer puesto que desgraciadamente el equipo azulgrana ha jugado demasiadas veces

No habrá tiempo para las lamentaciones, porque el título de Liga Endesa está en juego y puede ser una buena manera de cerrar la temporada con el doblete de Copa y Liga Endesa

El Barça, tras trabajar duro a lo largo de la temporada para lograr la Euroliga, de un solo plumazo, en 40 minutos, tuvo que decir adiós y además, ante el peor rival posible, el Madrid en una nefasta segunda mitad colectiva (83-86)

Una herida que no será fácil de curar entre el equipo y la afición blaugrana pensando tristemente en la ilusión que había levantado esta Euroliga, con el equipo funcionando a las mil maravillas y con todas las opciones de levantar la tercera de la historia tras Barcelona 2003 y París 2020. Pero no pudo ser.

Ante la decepción, solo toca levantarse y pensar que en el futuro más cercano espera el Gran Canaria en la lucha por volver a ganar la Liga Endesa. Un título que en caliente, suena a muy poco, pero seguro que si se logra, será una buena manera de cerrar la temporada, con dos de los grandes objketivos cumplidos: la Copa del Rey, que se ganó precisamente ante el Madrid, y la Liga Endesa, por segundo año consecutivo.

Decepción difícil de digerir

Dejar atrás la Euroliga es complicado cuando se ha estado trabajando tan duro todo el año y se ha ido cimentando la ilusión por conseguir el título más deseado por los aficionados, el club, y por su puesto los jugadores, que se sentían fuertes, convencidos de que este era su año.

Lo peor de la derrota es tener que hincar la rodilla ante el gran rival en la Liga Endesa y también en Europa, un Real Madrid que parecía estar fuera de la escena en los últimos meses pero que supo rehacerse para llegar en el mejor momento a la Final Four, donde se decide el título. Chapeau para Pablo Laso que tendrá la opción de luchar por su tercera corona desde que llegó al club.

Para los jugadores y el técnico, Sarunas Jasikevicius, que habían diseñado la temporada para acabar como vencedores en Belgrado, la decepción es profunda, aunque el análisis final deberá hacerse a la conclusión de la temporada con la Liga Endesa por delante.

Seguir en Belgrado un día más resulta exasperante para los aficionados blaugranas y todavía más para el equipo que deberá jugar el partido que nadie quiere disputar, por el tercer puesto. Desgraciadamente, el Barça ya ha jugado demasiados a lo largo de su historia, y tendrá que añadir el de este año en Belgrado.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil