Sport.es Menú

¡Escándalo entre Messina y Mike James!

El italiano no cuenta con James en el Olimpia Milán y ya le ha comunicado que se busque equipo

El ex del Baskonia contestó en las redes sociales que está dispuesto "a quedarse y cobrar sin jugar"

Ettore Messina llevaba cuatro temporadas en San Antonio Suprs
Ettore Messina llevaba cuatro temporadas en San Antonio Suprs | EFE

El regreso de Ettore Messina a Europa para dirigir al AX Armani Exchange Olimpia Milán después de cuatro temporadas en San Antonio Spurs ya ha derivado en el primer gran escándalo con Mike James como protagonista... involuntario en este caso.

El italiano es un enamorado de la capacidad de los colectivos muy por encima de las individualidades y ello le habría llevado a comunicar personalmente al ex del Baskonia que no cuenta con él.

Curiosamente todo surgió en una información de ‘Eurohoops’ que retuiteó Quincy Miller, el fichaje estrella de la Penya para la temporada pasada que ni siquiera llegó a debutar como verdinegro por culpa de una grane lesión. “Espero que sea una broma”, escribió.

El 'Chacho', clave 

Sin duda, el fichaje ‘bomba’ de Sergio Rodríguez, un jugador al que ‘reclutó’ Messina de la NBA en 2011 para el Madrid, ha cerrado las puertas del equipo a James.

Además, el club lombardo también ha apostado muy fuerte en el perímetro con la incorporación del ‘combo’ estadounidense Shelvin Mack, capaz de jugar de base y de escolta que llega Charlotte Hornets.

Mike James, la pasada temporada tratando de frenar a Pau RIbas | AFP

 

Es decir, otro fichaje importante de la NBA de cara a la Euroliga más apasionante de la historia con el FC Barcelona como aspirante a todo. Por cierto, que Messina estuvo varias veces en la agenda azulgrana en el pasado.

Cobrar sin jugar

El problema reside en que el Mike James firmó el pasado verano por el cuadro milanés como fichaje estrella por dos temporadas a razón de unos 1,9 millones de euros por ejercicio y el propio jugador acaba de asegurar en Twitter que está dispuesto a pasarse el curso en blanco.

“Veo que estaré aquí sin jugar y cobraré mi ficha. No cuentan conmigo, pero me pagarán, ¿no?”. El escándalo está servido. Y si algún equipo lo pretende, ya sabe lo mínimo que está dispuesto a percibir: no se moverá por menos de dos millones.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil