El 'efecto dominó' de los bases

El Real Madrid no sabe si Campazzo se irá a la NBA y por eso no deja marchar aún a Laprovittola al PAO

El Panathinaikos,por si acaso, tiene en la recámara a Leo Westermann para cubrir la plaza de Calathes, que se fue al Barça

Calathes dejó el PAO para irse al Barça y Campazzo odría cambiar el Madrid por la NBA
Calathes dejó el PAO para irse al Barça y Campazzo odría cambiar el Madrid por la NBA | EFe

La posición de base  es vital en el basket. Tener un director de juego de garantías es clave para que el equipo demuestre personalidad en la pista y crezca a partir del modelo que prefigura el técnico desde el banquillo . Por eso, si nos fijamos, veremos que los primeros movimientos de mercado de los principales equipos de la Euroliga fueron en el camino de asegurar esta posición. Pero aún quedan piezas en el puzzle por encajar...que pueden provocar otros movimientos. 

Campazzo

En el Real Madrid andan con la mosca detrás de la oreja con Facundo Campazzo con contrato en vigor, pero que podría optar por el salto a la NBA. Ahora...o dentro de unos meses dadas las condiciones a nivel de plazos en el que se moverá el actual mercado de la liga pross. En esta posición los blancos tienen, además de Campazzo, a Sergio Llullal repescado Carlos Alocén y a Nico Laprovittola. Lo que sucede es que Laso no ha contado con el base argentino, que quiere rescindir el vínculo. De hecho, Laprovittola tiene un acuerdo verbal con el Panathinaikos para cubrir la baja de Nick Calathes que se fue al Barça.

Pero el Real no le dejará marchar hasta que tenga la certeza de que Campazzo se queda. Por si  las moscas explican desde Atenas que el PAO se quiere cubrir las espaldas y tiene en su agenda a Leo Westermann, que parece ser otra de las ‘victimas’ de la operación limpieza en el Fenerbahçe.

Una pieza que podría sumarse al puzzle es Scottie Wilbekin. Pretendido por Real Madrid y Fenerbahçe, es el jugador en el que piensan ambos clubes para sustituir a Facundo Campazzo y Leo Westermann respectivamente. Pero la realidad es que Maccabi le renovó el pasado verano por tres temporadas a razón de 1.5 millones de euros por curso, y, aunque el jugador ha tenido problemas en Israel, se antoja complicada su salida.
Un bonito ‘juego de tronos’ en el que el movimiento de una de las fichas (léase Campazzo) podría provocar ese efecto dominó en toda la regla.

Calathes

En este escenario, el Barça se movió con celeridad. Perdido Delaney que protagonizó una ‘tocata y fuga’ hacia Milán en pleno confinamiento durante los inicios de la pandemia,  el nuevo proyecto de Sarunas Jasikevicus fichó a Nick Calathes que llegó con la carta de libertad desde Atenas tras rescindir su vínculo con el PAO.

Una operación rápida que, de hecho, ha sido la única a nivel de jugadores que ha realizado el Barça en lo que llevamos de mercado estival. De momento los azulgranas tienen como bases a Calathes, Heurtel y, en principo, Bolmaro a expensas de ver si decide presentase al draft o se borra y sigue en el club azulgrana. En principio, salvo sorpresas, estos serán los responsables de la dirección de juego en el Barça. Veremos.

Otros conjuntos importantes también han movido ficha en el puesto de base en forma de fichaje o de asegurar continuidad. El Anadolu Efes mantiene a Micic y el ‘combro’ Larkin, el Armani Milán sigue con Sergio Rodríguez e incorporó a Malcolm Delaney, el CSKA ató a Mike Jamesel Zenit de Xavi Pascual incorporó al exazulgrana Pangos y el Olympiacos se aprovechó de las rebajas de verano en el Fenerbahçe  para lograr le retorno del hijo pródigo Kostas Sloukas al conjunto de El Pireo. Veremos lo que sucede en las próximas semanas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil