Sport.es Menú

De Colo y el 'Chacho' destronan al Real Madrid

Los madridistas llegaron a ganar por 14 puntos en el tercer cuarto (51-65) y ya se veían en la final

Pero Laso y sus jugadores perdieron los papeles en el último (30-17) y el CSKA luchará por el título

Decepción madridsta y alegría moscovita
Decepción madridsta y alegría moscovita | AFP

Nando de Colo y Sergio Rodríguez remontaron en el 'Fernando Buesa Arens' a un Real Madrid -aún vigente campeón- que se vio en la final de la Euroliga cuando iba 14 puntos arriba, pero que se quedó sin ideas en el tramo final para caer por 95-90 ante un CSKA Moscú que se medirá en el partido decisivo al Anadolu Efes, que ganó en la otra semifinal al Fenerbahce en el duelo turco.

SPORT.es

FICHA TÉCNICA

EUROLIGA

CSKA MOSCÚ

95-90

REAL MADRID

CSKA MOSCÚ

(18+25+22+30): De Colo (23), Hackett (3), Kurbanov, Clyburn (18) y Hunter (8) -cinco inicial-; Sergio Rodríguez (23), Higgins (11), Hines (6), Bolomboy y Peters (3).

REAL MÁDRID

(22+23+28+17): Campazzo (10), Rudy Fernández (10), Taylor (3), Randolph (12) y Tavares (6) -cinco inicial-; Llull (13), Causeur (18), Carroll (5), Thompkins (9), Ayón (2) y Deck (2).

ÁRBITROS

Matej Boltauzer (Eslovenia), Borys Ryzhyk (Ucrania) y Anne Panther (Alemania). Eliminado por faltas Campazzo (m.40), Tavares (m.40) y Rudy Fernández (m.40).

INCIDENCIAS

Segunda semifinal de la Final Four disputada en el Fernando Buesa Arena ante 13.199 espectadores.

Nando de Colo fue clave en la voltereta final acabando con 23 puntos anotados y 27 de valoración, mientras que Sergio Rodríguez, también 23 puntos al final del choque, fue quien mantuvo a su equipo en sus peores momentos. En el primero y el segundo cuarto.

Fue una sorpresa el marcador visto como habían ido transcurriendo las cosas, con un Madrid arrollador de inicio con Edy Tavares imparable y la entrada en escena de secundarios que dieron la cara cuando faltaron los protagonistas.

Como Fabian Causeur, máximo anotador de su equipo con 18 puntos y el jugador que llevó a los blancos a tener casi ganado el choque cuando, de la mano del francés, se pusieron 14 puntos arriba (51-65) a 14 minutos del final del choque.

El penoso día de Sergio Llull en el triple (1/10) tuvo que ver en el acercamiento y posterior remontada rusa al final. Aunque, curiosamente, también fue un triple del balear el que dio la última vida al Madrid cuando le acercó a tres puntos a 15 segundos del final (93-90). Hasta ahí llegó un Madrid que quizás se confió en exceso tras su gran arranque.

El mate con el que Tavares abrió el marcador ya avisó de lo que se le venía encima al CSKA en el arranque, en el que caboverdiano estuvo omnipresente hasta adelantar a su equipo 11 arriba (11-22) a dos minutos del final del primer cuarto.

Aunque el choque arrancó parejo en el electrónico (6-6, 7-8) fue más por errores impropios en un par de bandejas de Taylor que porque hubiese igualdad sobre el parqué.

Apareció el Chacho para minimizar pérdidas y casi él solo acortó distancias a 18-22 al terminar unos 10 primeros minutos en los que los números de Tavares era demoledores: 6 puntos, 7 rebotes, 3 tapones y 15 de valoración.

Amagó el Madrid también en el arranque del segundo cuarto (18-24, 20-26), pero los de Laso parecieron como confiados en la superioridad mostrada en el inicio del choque y el encuentro discurrió por una dinámica de igualdad en la que el CSKA fue capaz hasta de adelantarse (29-28, 34-33) lanzado por el Chacho (14 puntos al descanso) y Clyburn.

El ala-pívot americano cerró el equilibrado 43-45 con el que se llegó al final de la primera mitad con un triple casi sobre la bocina.

Estirón blanco y...remontada rusa

Causeur y Thompkins aguantaron en ese segundo cuarto de un Madrid de menos a más ante un rival en el que, además del Chacho y Clyburn, empezaban a buscar protagonismo Hines, Higgins y De Colo.

Siguió en la línea el encuentro tras el regreso de vestuarios y un mate de Clyburn en la cara de Tavares parecía explicar con una imagen el cambio de tendencia.

Y ahí apareció Campazzo para una reacción blanca con dos canastas de gran calidad, una de ellas con 2+1 y la tercera personal de Sergio Rodríguez.

Un triple de Randolph volvió a dar 11 puntos de ventaja al Madrid mediado un tercer cuarto (50-61) en el que Rudy recibió la cuarta falta con una técnica tras una personal a De Colo.

Causeur estiró aún más la diferencia, que con 14 puntos (51-65) amenazaba con romper un partido que De Colo trataba de mantener vivo a base de triples y tiros libres (56-66).

Le ayudó de nuevo el Chacho con cinco puntos que apretaron el marcador al final del tercer cuarto (65-73)

Ocho puntos de diferencia que no decidían todavía nada y que mermaron entre Hunter y Rodríguez (67-73, 69-75), eso sí bien respondidos por Causeur, de nuevo, y Llull con un 2+1.

Pero el CSKA seguía vivo, De Colo decidido y tres triples errados por Llull, la cuarta falta de Tavares, también de Campazzo y una técnica a un desquciado Laso ahondaban en la sensación de que no estaba dicho todo. Ni mucho menos.

Como que el equipo ruso se acercó a dos y un punto (76-78, 79-80) mientras el Madrid seguía ofuscado con os triples todavía con cuatro minutos por jugarse. Y empató el partido (80-80) con un tiro libre de Clyburn a 3.39 del final.

Un triple liberador de Taylor devolvió el mando al Madrid (80-83), pero el choque ya había derivado a tono rojo y De Colo se mostraba imparables para adelantar a su equipo 4 puntos (89-85) a 45 segundos del final.

Aún tuvo una vida más el Madrid con el 93-90 a 15 segundos del final, pero Llull, que era el que le había acercado, falló el siguiente y se acabó un choque que empezó de color blanco y acabó claramente rojo gracias a De Colo y al exmadridista Chacho Rodriguez.

Pablo Laso no podrá ganar el título que le queda por conseguir en su casa, en Vitoria, y Dimitris Itoudis buscará su segunda Euroliga el domingo ante el Anadolu Efes.

Causeur: "Hemos cometido errores defensivos y fallado lanzamientos decisivos"

Fabien Causeur, el mejor del Real Madrid en la semifinal de la Final a Cuatro de la Euroliga que su equipo perdió este viernes en Vitoria ante el CSKA, admitió al final del choque que cometieron "algunos errores defensivos y fallado lanzamientos decisivos".

"Hemos cometido algunos errores defensivos en la recta final del partido. También hemos fallado algunos lanzamientos decisivos", dijo el jugador francés, quien, a pesar de la derrota, cree que "no es momento de criticar a nadie".

"Aquí ganamos todos o perdemos todos", apuntó, haciendo también hincapié en que en el partido pasaron "cosas inesperadas como ese tiro libre de (Nando) De Colo que han mandado repetir por un bocinazo". "Ha sido algo raro pero no dependía de nosotros y ahí no podemos hacer nada", consideró.

Causeur cree que nada más terminar el partido "es muy duro analizar lo que ha pasado porque está muy reciente". "Tenemos que salir con la cabeza alta, tratar de mejorar en algunas cosas y tratar de ganar la Liga que es el torneo que nos falta por disputar ahora", apuntó de cara al futuro inmediato.

Por su parte, Rudy Fernández, en declaraciones a Movistar+ consideró que el número de faltas pitadas pudo influir en el resultado final: "sí, puede ser, ha habido muchas faltas y muchos tiros libres".

En todo caso, Rudy entiende que han "jugado contra un gran equipo" ante el que han "estado en el partido hasta el último momento". "Ahora hay que reponerse y pensar en la Liga", apuntó de cara a lo que queda de curso

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil