Clásico, morbo y Mirotic

El Barça y Nico se preparan para una demostración aumentada de ambiente hostil en el feudo madridista ahora en versión europea (21.00 h.)

Pau Ribas está para volver pero Abrines será baja por un proceso vírico ; en el Real Madrid ''aparece' el marginado Trey Thompkins

Segundo clásico de la temporada tras la Supercopa
Segundo clásico de la temporada tras la Supercopa | EFE

Segundo clásico de la temporada- en septiembre fue en la Supercopa y ahora lo será en Euroliga- que volverá a tener el ‘Wizink Center’ de Madrid (21.00 h.) como escenario. Llega el Barça mejor (líder con un balance de 6-1) que su eterno rival (4-3) pero, por encima del ámbito deportivo,  el pulso  llega con el ambiente ‘contaminado’ por informaciones surgidas -que raro- desde la capital hace unos días.

Y es que todo parece más enrevesado en el duelo del ‘morbo’ desde que el pasado verano Nikola Mirotic decidió elegir el Barça y no el Madrid -el club desde el que había salido para jugar en la liga ‘pross’-  como siguiente etapa en su carrera tras retornar de la NBA.

Durante a Supercopa, Niko tuvo que escuchar de todo -reproducible e irreproducible- en el ‘Wizink Center’- Y este jueves será peor. Han intentado desestabilizarle a él y al Barça desde el minuto uno. Y hace unos días habló con sujeto, verbo y predicado cuando le acusaron de ‘acaudillar’ una presunta rebelíón contra Pesic. “Dicen cosas malas de mí porque estoy en el Barça. No han superado ni superarán que esté en el Barça”. Blanco y en botella...

Pues en este escenario, Mirotic (máximo anotador del Barça en Liga y Euroliga) se presenta dispuesto a oir música de viento en las gradas y ser especial objetivo -por lo civil o lo criminal- de la defensa madridista. Todo ello en un pulso que, en noviembre, no decide nada evidentemente pero que, en caso de victoria, el Barça podría dar un golpe anímico a su rival que está invicto en su feudo.

A nivel deportivo, el nuevo proyecto azulgrana se pone a prueba. Eso sí, con la habitual lista de incidencias médicas que le han impedido estar al completo en lo que llevamos de temporada. Siguen de baja Heurtel -no se le espera, en principio, hasta enero-  Claver al cuál se le diagnosticó el 4 de noviembre una rotura de la fascia plantar (4 a 6 semanas de baja) y Pangos (lesión en un dedo del pie) que está muy cerca de reaparecer.

Quien está en la lista de disponibles desde hace dos partidos es Pau Ribas ya recuperado de los problemas musculares que le han mantenido inédito en lo que llevamos de temporada. La cruz de la moneda es que Álex Abrines se perderá el duelo por un proceso vírico. En su lugar fue convocado el canterano Sergi MartínezDelaney y Higgins ya hace unos partidos que arrastran molestias pero jugarán.

Trey Thompkins 

Enfrente, Pablo Laso ha rescatado del baúl de los recuerdos -como cantaba Karina- a Trey Thompkins. El ala-pívot estadounidense regresó con mal fario tras el verano. Se dijo de él que había llegado con sobrepeso y tras jugar varios amistosos de temporada ‘desapareció’. No jugó la Supercopa y no fue inscrito ni en un Liga ni en la Euroliga y ahora Laso lo ha repescado en un Madrid en el que estarán ausentes los lesionados Reyes y Mejri quien, por cierto, aún no ha podido debutar con la camiseta blanca en su segunda etapa en el club de Concha Espina.

A nivel numérico, el Barça llega a este duelo con mejores números en Europa que su eterno rival. Anota más (83,3 puntos por 78 del Madrid), defiende mejor (74,6 puntos encajados por 78,6 de su rival) y además es el máximo anotador de la competición (38,3 capturas por 33 de los blancos). 

Cifras para la estadística que, no obstante, suelen importar relativamente en duelos de esta intensidad donde lo emocional, a menudo, tiene mucha influencia. Y más en este partido en Madrid teniendo enfrente al Barça y a Mirotic. Mucha rabia acumulada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil