Otro batacazo del Barça en la Euroliga…¿con consecuencias?

Otro batacazo del Barça en la Euroliga…¿con consecuencias?

Mirotic, la viva imagen de la decepción en Belgrado
Mirotic, la viva imagen de la decepción en Belgrado | EFE

El Barça sufrió por segundo año consecutivo la decepción de quedarse sin el título más preciado y con el mismo grupo de jugadores

La sección blaugrana debe plantearse cambios, aunque la economía puede ser un problema a la hora de buscar recambios

El Barça, por segundo año consecutivo, acabó la temporada en Europa sin poder sumar la tercera Euroliga de su historia después de haberse quedado a las puertas en las dos últimas ediciones.

Si fue duro caer el año pasado en la gran final ante el Anadolu Efes en Colonia, en la edición de esta año en Belgrado, despedirse en las semifinales ante un Madrid mediocre, que puso más corazón que el Barça, es un duro golpe para la sección, que tenía grandes esperanzas de poder levantar, por fin, la ansiada tercera Euroliga.

Pero para desgracia de la afición culé, ni contar con el mejor jugador de la Euroliga, Nikola Mirotic, ha sido suficiente para, al menos plantarse en la final y hacer frente a un Anadolu Efes que tendrá la oportunidad de repetir título.

Decepción de la estrella

Mirotic era la imagen de la decepción, de la ilusión truncada por lograr su primer cetro europeo después de una gran temporada regular. Aunque el equipo, cuando ha llegado al momento decisivo, no estuvo a la altura.

Jugarse un puesto para la final ante el Madrid era un peligro evidente. Los blancos, resentidos por las continuas derrotas ante el Barça, sabían que tenían su oportunidad para vengarse de las humillaciones sufridas, especialmente en la final de la Copa.

Y lograron poner más corazón que juego, pero fue suficiente para acabar doblegando al Barça en una segunda mitad infame de los blaugrana, especialmente en el tercer cuarto donde dejaron escapar el control de un partido (+13) que tenían encarrilado.

Falta de tensión

Ni hubo tensión defensiva ni mucho menos mentalidad ganadora ante el conjunto de Pablo Laso que aprovechó los errores del Barça para acabar celebrando un triunfo, y de paso, abrir de nuevo la herida blaugrana en Europa. Un autentico batacazo que gana dimensiones si te lo infringe tu gran rival, y además, en la cara.

Si Mirotic era la imagen de la desilusión, no menos la del entrenador, Saras Jasikevicius, un ganador nato, que ha visto como sus dos intentos de asaltar la Euroliga con el Barça, han resultado fallidos. Cargó contra el equipo al que apuntó “falta de profesionalidad” en esa segunda mitad donde encajó 52 puntos. Saras está convencido que con él en la pista no hubiera sucedido.

Ahora, la gran pregunta es qué hacer con este equipo, que claramente no parece dar lo suficiente para levantar el título europeo. Muy cerca, si, pero no suficiente.

Deben llegar cambios

Está claro que Saras, después que concluya la temporada –con la Liga Endesa por delante donde salen como claros favoritos-, debe presentarse en el despacho de Juan Carlos Navarro y rediseñar la plantilla. El problema es si la economía del club permitirá realizar muchas filigranas.

De momento, habrá que esperar unas semanas, aunque lo único que queda claro es que a este grupo le faltan ‘killers’ porque partidos como el del Madrid, no se deberían nunca escapan de una manera tan burda y sonrojante como ocurrió en el Starks Arena.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil