El Barça tiró de solidez para tumbar al CSKA

Los azulgranas, que llegaron a tener un +14, aguantaron la reacci'pon del campeón (57-55) para llevarsel duelo

La defensa y el tridente Abrines-Davies-Mirotic propulsaron a los de Jasikevicius en su estreno continental

Abrines volvió a ser importante para el Barça
Abrines volvió a ser importante para el Barça | JAVI FERRANDIZ

El Barça sacó el carácter y la solidez defensiva para tumbar al aún vigente campeón, el CSKA de Moscú, en el estreno de la Euroliga. Los azulgranas -que recuperaron a Víctor Claver- exhibieron en los momentos más complicados del duelo ese carácter que les pide Sarunas Jasikevicis para sacar adelante un encuentro que se les había complicado en el último cuarto.

FICHA TÉCNICA

EUROLIGA

BARÇA

76-66

CSKA MOSCÚ

BARÇA

Calathes (7), Abrines (13), Higgins (8), Mirotic (17), Oriola (-) -cinco inicial- Davies (18), Hanga (7), Smits (2), Heurtel (4) y Claver (-).

CSKA MOSCÚ

(14+19+15+18): James (13), Ukhov (3), Voigtmann (2), Shengeila (15), Kurbanov (-) -cinco inicial- Bolomboy (6), Hilliard (8), Hackett (11) y Clyburn (8).

ÁRBITROS

Christos Christodoulou, Damir Javor, Michele Rossi. Eliminados: Hilliard (min.40)

INCIDENCIAS

partido de la primera jornada de la Euroliga disputado sin público en el Palau Blaugrana.

Los primeros quince minutos fueron un monólogo del Barça que 'desconectó' a su rival a base de una defensa de ayudas, con las líneas muy altas que convirtieron el duelo en una entelequia para los moscovitas. Con un Mirotic 'todoterreno' que anotaba, reboteaba y recuperaba balones, el colectivo de Saras se fue arriba en el marcador amasando la que sería su máxima renta del choque (33-19).

Pero el CSKA por algo fue campeón en 2019. Pese a las bajas de Milutinov y Strelnieks, el equipo de Itoudis supo capear el temporal a base de hacer más petrea su defensa y ponerse en manos de la dirección de James y los puntos de Hackett y Shengelia (41-33 al descanso).

Pese a que en la reanudación, el Barça igualaría su maxima renta (49-35) el encuentro había cambiado de dinámica. El CSKA cortocircuitó al Barça a base de apretar en defensa y propició las pérdidas de los azulgranas (17 en total a lo largo del choque).

Sin estridencias pero sí siendo más incisivos y buscando las penetraciones, los moscovitas fueron recortando poco a poco su desventaja ante el Barça. El cénit de la progresión del CSKA llegaría ya dentro del último cuarto (57-55).

Era un momento muy delicado para los intereses del Barça. Pero el colectivo de Saras tuvo la virtud de no perder la compostura y seguir trabajando en defensa con un Víctor Claver que, de nuevo, volvió a hacer un trabajo oscuro pero impagable.

Y en la otra mitad de la pista Davies y un Abrines que está en estado de gracia se erigieron en estiletes. El alero balear lideró un parcial de 14-2 (del 57-55 al 71-57) que, ahora sí, marcó la suerte definitiva del encuentro. 

A este Barça aún le faltan aspectos por pulir, recuperar a otro puntal como Kuric y -quizás-fichar a un pívot. Pero con Saras está asegurado que la palabra rendición no existe en el diccionario.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil