De Jong, de “yerno perfecto” a líder de la ‘Oranje’

El centrocampista ha asumido mucha responsabilidad en la selección neerlandesa tras una gran temporada en el Barça

En la Eurocopa, el ‘21’ está dando continuidad al paso hacia delante que ha hecho los últimos meses en el Camp Nou

De Jong, durante un partido de Países Bajos en la Eurocopa
De Jong, durante un partido de Países Bajos en la Eurocopa | EFE

“Quiero ver un futbolista más ofensivo. Más profundo, con capacidad para llegar al área rival. Menos horizontal y, por decirlo de alguna forma, más atrevido. Es un jugador elegante, pero es muy joven y no debería jugar como un veterano. Puede jugar mucho mejor. Es el yerno perfecto, pero hay que pedirle mucho más”. Así vio Ruud Gullit, el mejor centrocampista de la historia reciente de Países Bajos con permiso de Dennis Bergkamp y de Frank Rijkaard, a Frenkie de Jong en su primer año en el Barça. El verano pasado, tanto en el club azulgrana como en su país consideraban que, tras haber maravillado en el Ajax, el ‘21’ no había dado el paso adelante que se esperaba de él en su primer curso en el Camp Nou.

Una temporada después, De Jong es el líder del medio del campo de su equipo y de su selección. Muy autocrítico y con una voluntad insaciable de mejorar constantemente, el de Arkel ha crecido en todos los sentidos y se ha convertido en ‘vital’ para el Barça y Países Bajos. Koeman le ha entregado las llaves del centro del campo culé y él ha respondido con un rendimiento espectacular. Sus primeras actuaciones en la Eurocopa han evidenciado que es un jugador que no solo ha recuperado la versión del Ajax, sino que la ha mejorado. Contra Ucrania, en el debut de la ‘Oranje’, brilló; en la segunda jornada, frente a Austria, le costó un poco más y acusó la fatiga acumulada de una temporada muy larga (ha jugado 5.000 minutos con el conjunto catalán), pero volvió a ofrecer muestras de su calidad.

“Holanda tiene uno de los mejores creadores de juego del mundo”, escribe Bart Vlietstra en su análisis del partido de este jueves en ‘de Volkskrant’. Aunque también apunta que Frank de Boer tiene que encontrarle, en vistas a las eliminatorias a vida o muerte, un lugar en el terreno de juego en el que sus virtudes sean más trascendentales, elogia el liderazgo de De Jong y lo considera muy importante en el esquema de la selección neerlandesa. Ayer, el Johan Cruyff Arena volvió a ser el escenario de una nueva exhibición de omnipresencia de Frenkie, aunque sus números fueron ‘inferiores’ a los de su estreno en la Eurocopa porque Austria consiguió tener más posesión de balón que Holanda (53% a 47%).

Sus números contra Austria

De Jong acabó el encuentro con 76 intervenciones, 58 pases completados con un 84% de acierto –uno de ellos clave–, cinco regates, una recuperación y ocho duelos ganados de los doce disputados. Perfilado en el flanco izquierdo del centro del campo de la ‘Oranje’, como en el Barça, jugó los 90 minutos. Otra vez más, sus conducciones fueron imparables y permitieron generar ocasiones de peligro a su combinado nacional. Cuando el fútbol pasa por sus botas y él es quien hace fluir al equipo, nada puede ir mal. Sucede en el Barça. Y sucede en los Países Bajos.

En buena parte gracias a él, Holanda es una de las primeras selecciones clasificadas para los octavos de final de la competición continental. Además, tiene la primera posición del grupo asegurada antes de enfrentarse a Macedonia del Norte. De hecho, podría ser que la cómoda situación de Países Bajos concediera un descanso a De Jong y otros futbolistas de la columna vertebral antes de la hora de la verdad, la de las eliminatorias, el momento en el que los errores se van a pagar más caros que nunca.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil