Historia de la Eurocopa: 1984, la exhibición de Platini y el error de Arconada

El capitán de Francia llevó a su selección a ganar el primer título internacional de su historia; anotó nueve goles en cinco partidos, récord absoluto

La fatídica acción de Arconada en el lanzamiento de falta de Platini en la final marcó para siempre su carrera

Platini fue el gran artífice del primer gran éxito de la historia del fútbol francés
| sport

Alex Carazo

Hay futbolistas que son recordados para siempre por un gol, un regate mágico, una asistencia... Algunos, incluso, son elevados a la categoría de héroes. Otros, principalmente los porteros, arrastran de por vida la losa un error que les deja marcados, por encima de cualquier acierto. Ese es el caso de Luis Miguel Arconada.

El legendario guardameta y capitán de la Real Sociedad y de la Selección llevará siempre la coletilla con su nombre de la fatídica acción que condenó a la Roja en la final de la Eurocopa de 1984. Una acción desafortunada como pocas, en la que el lanzamiento de falta de Michel Platini se escurrió por debajo de Arconada y cruzó mansamente la línea de la portería española. Era el 1-0 en la final a favor de Francia, y España no volvería a levantar cabeza en el partido.

Acciones que marcan un partido, un torneo, y a un futbolista. Un portero, Arconada, que había salvado a España en numerosas ocasiones con actuaciones espectaculares, y también en ese torneo en los encuentros ante Alemania y Dinamarca. Aunque para exhibición en la Eurocopa de 1984 la de Platini. El centrocampista, por aquel entonces de la Juventus, llevó a su país al primer título internacional de su historia en una de las ediciones más espectaculares que se recuerdan.

Celebrada precisamente en Francia, donde nació de la mano de Henri Delaunay y su ambiciosa idea, la UEFA cambió el formato e introdujo partido de semifinales tras la fase de grupos. El primero y segundo de los dos grupos se enfrentarían para avanzar a la final. Portugal dio la sorpresa en su primera participación en una fase final de Eurocopa y alcanzó las semifinales. Allí puso a la anfitriona contra las cuerdas en una prórroga antológica y considerado como uno de los mejores partidos de todas las ediciones.

Entonces apareció Platini para volver a salvar a les ‘Bleus’ y sellar el pase a la final, donde acabaron con las ilusiones de una España que volvía a una final de Eurocopa veinte años después del título conseguido en el Bernabéu por Luis Suárez, Amancio y compañía. Una selección que ya había gastado sus dosis de épica en ese torneo, después del gol de Maceda a Alemania en el último minuto para pasar la fase de grupos, o la tanda de penaltis de Dinamarca en semifinales. Y por supuesto sin olvidar cómo llegó la Selección a la fase final, con el 12-1 y el gol de Juan Señor ante Malta.

En la final, Francia fue superior en el Parque de los Príncipes, y el gol de Platini de falta adelantó a los anfitriones. Bellone sentenció en el último minuto con una vaselina exquisita ante la salida de Arconada en un contraataque. Esa final fue una dura herida de coser para el fútbol español, que inició en ese torneo su fatídico recorrido por fases finales y la maldición de cuartos hasta 2008.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil