Francia no olvida el cabezazo de Zidane a Materazzi

Francia no olvida el cabezazo de Zidane a Materazzi

Zidane y Materazzi en el momento del incidente entre ambos durante el Italia-Francia de la final del Mundial 2006
Zidane y Materazzi en el momento del incidente entre ambos durante el Italia-Francia de la final del Mundial 2006 | AFP

Este 9 de julio, víspera de la final de la Eurocopa 2016 entre Francia y Portugal, se cumplen diez años de otra final, la del Mundial 2006 en la que Francia cayó derrotada ante Italia en la tanda de penaltis. Aquel partido pasó a la historia, no solo porque Italia sumó su cuarto trofeo, sino también porque el actual entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane entró a una provocación de Marco Materazzi y le propinó un cabezazo que le supuso la expulsión.

Francia, a través de su prensa deportiva, se hace eco de la conmemoración de aquella tarde aciaga para su selección de fútbol y el diario deportivo 'L’Équipe Mag' incluso se puso en contacto con el ya retirado defensa internacional italiano, coprotagonista junto a 'Zizou' del desafortunado incidente.

Con el título en el bolsillo y tantos años después, Materazzi no tiene problemas en reconocer su culpa aunque sigue considerando que al actual entrenador del Real Madrid le faltó temple y en la entrevista con 'L'Équipe' explica que "a Zidane le dije unas palabras estúpidas que no podían provocar tal reacción", porque en su opinión, "en cualquier campo de Roma, Nápoles, Milán o París se escuchan cosas bastante peores".

Materazzi continúa su defensa argumentando que cuando provocó a Zidane, "le hablé de su hermana, pero no de su madre como he leído en algunos diarios. Mi madre murió cuando yo tenía 15 años, por lo que nunca habría caído tan bajo de insultar a su madre".

La prensa francesa buscó a Materazzi, posiblemente para exorcizar sus demonios y alejar los malos augurios de cara a la final de este domingo, pero el exinternacional italiano mantiene que  no es normal "que un episodio así haya cogido tal nivel de importancia". Y cuando lo ponene en la picota, argumenta que lo que realmente cuentan son el gol de cabeza que marcó en la final y, después, el penalti que transformó en la tanda fatídica.

Lo más curioso que explica Materazzi es que incluso hay gente a la que le ha llegado la historia distorsionada, como si hubiera sido él quien propinó el cabezazo a Zidane. "Entonces me enfado", cuando le salen con estas, pues el antiguo defensa del Inter de Milán se sigue considerando la víctima de la historia.

Materazzi recuerda que en las imágenes se puede ver "que él (Zidane) me habla. Le digo por dos veces que lo repita para estars eguro de que le he entendido y a la tercera le respondo porque entiendo que se ríe de mí".

El exinternavcional italiano se sintió despreciado porque "jugábamos el mismo partido, habíamos marcado los dos pero él era un gran campeón y yo no era nadie, no estaba en su mundo. Y reaccioné".

Zidane le dijo a Materazzi si quería que le regalara la camiseta al final del partidoy Marco, picado, respondió: "No, prefiero tu puta hermana".

Esta es la imagen que dio la vuelta al mundo y supuso la expulsión de Zinedine Zidane en la final: