Eriksen: "Han pasado tres años y sólo pienso en cosas positivas"

El danés vuelve a disputar una Eurocopa tras el problema cardíaco que sufrió en 2021

Dinamarca se mide a Eslovenia en la primera jornada del grupo C

Christian Eriksen, en un partido con su selección

Christian Eriksen, en un partido con su selección

EFE

Christian Eriksen es otra persona. Ya casi ha olvidado por completo el incidente que protagonizó hace tres años en la anterior Eurocopa, en la que se desplomó sobre el césped del Parken Stadium de Copenhague durante un Finlandia-Dinamarca por culpa de un paro cardiaco. O, por lo menos, intenta no pensar en aquel día aciago del que afortunadamente salió indemne en un día que nadie olvida.

Desde el 12 de junio de 2021 hasta este sábado, en la víspera del primer partido de Dinamarca en la Eurocopa de Alemania (frente a Eslovenia), a Eriksen le han pasado muchas cosas. En rueda de prensa, junto a su entrenador, Kasper Hjulmand, habló sobre el estreno de su equipo en la competición. Pero, inevitablemente, también explicó sus sensaciones años después de superar aquel paro cardiaco que pudo costarle la vida o, como mínimo, retirarle del fútbol. Nada de eso pasó y Eriksen tiene la mente puesta en otras cosas para él más importantes.

"Para mí, personalmente, todo lo que sea jugar más que un partido es mejorar. Pero volver a este nivel (jugar una Eurocopa) ha sido un objetivo desde el principio. Han pasado tres años y mientras tanto han pasado muchas cosas. No pienso en ello a diario, no pienso demasiado en eso. Solo pienso en jugar al fútbol y en cosas positivas", dijo.


Ya no habló nada más sobre un tema que parece perseguirle en los últimos años. Eriksen no tuvo que contestar a más preguntas sobre la cuestión. Una, fue suficiente. Después, habló de fútbol, lo que realmente le interesa. Y, de momento, no sabe si será titular frente a Eslovenia: "Siempre ha habido buena competencia en el centro del campo, en realidad en todas las posiciones. Así es como debe ser. Es saludable y positivo", comentó.

Este domingo, Eriksen vivirá un día especial. El balón echará a rodar para Dinamarca y tendrá la oportunidad, si su entrenador le da minutos, de volver a jugar en un gran torneo como la Eurocopa. La anterior, de ingrato recuerdo para el centrocampista danés, ya es historia. Eriksen, sólo piensa en jugar al fútbol.