Suiza se carga a Francia en los penaltis y será el rival de España en cuartos

Suiza se carga a Francia en los penaltis y será el rival de España en cuartos

Gravranovic define ante Lloris y fuerza la prórroga
Gravranovic define ante Lloris y fuerza la prórroga | AFP

Mbappé, en el último instante, falló el único lanzamiento y la vigente campeona del mundo queda apeada de la Eurocopa

El cuadro de Vladimir Petkovic se levantó después de que Francia le remontara y evitó la eliminación en el minuto 90

Nunca un lunes supo tan bien. Bendito fútbol y bendita Eurocopa. Por si el partidazo entre Croacia y España no le sació a alguien, el que decidía quién se iba a enfrentar a los de Luis Enrique en cuartos tampoco decepcionó. Francia y Suiza brindaron la enésima oda al fútbol en un encuentro lleno de cambios de guión que terminó decidiéndose en los penaltis tras el 3-3 al final del tiempo reglamentario. Mbappé falló el último lanzamiento de la tanda y los helvéticos se llevaron el premio.

FICHA TÉCNICA
Eurocopa 2020

FRA

3 ________________ 3

SUI

ALINEACIONES

Francia

Lloris; Varane, Lenglet (Coman, 46' (Thuram, 111')), Kimpembe; Pavard, Pogba, Kanté, Rabiot; Griezmann (Sissoko, 88'); Benzema (Giroud, 94') y Mbappé.

Suiza

Sommer; Elvedi, Akanji, Ricardo Rodríguez (Mehmedi, 87'); Widmer (Mbabu, 73'), Freuler, Xhaka, Zuber (Fassnacht, 79'); Shaqiri (Gavranovic, 73'); Embolo (Vargas, 79') y Seferovic (Schär, 97').

Goles

0-1 M 15 Seferovic. 1-1 M. 57 Benzema. 2-1 M. 59 Benzema. 3-1 M. 75 Pogba. 3-2 M. 81 Seferovic. 3-3 M. 90 Gavranovic. En penaltis 4-5.

Árbitro

Fernando Rapallini. T.A.: Varane (30'), COman (88'), Pavard (91') / Elvedi (32'), Ricardo Rodríguez (62'), Xhaka (76'), Akanji (108').

Incidencias

Arena Nationala. 23.894 espectadores.

Suiza miro de tú a tú a la vigente campeona del mundo. El cuadro de Vladimir Petkovic se sacudió las críticas que había recibido hasta la última jornada de la fase de grupos, donde el 3-1 a Turquía le catapultó a los octavos. Zuber, con un hat-trick de asistencias, fue una de las figuras de ese duelo. El futbolista del Eintracht Frankfurt se trajo el estado de gracia de Bakú a Bucarest y de sus botas nació el centro del 0-1. El tanto se lo apuntó con la testa Seferovic, que le ganó el duelo a un Lenglet excesivamente blando que no pudo defender peor el envío lateral.

El central del Barça era la gran novedad del once de Deschamps, que salió con tres centrales y Rabiot de carrilero zurdo ante la ausencia de Digne por lesión y con Lucas Hernández en el banquillo sin estar al 100%. Koundé también causaba baja. El revés dejó tocada a la selección gala, que apenas creó peligro en la meta de Sommer. Un zapatazo de Rabiot fue lo más destacable.

Deschamps estaba obligado a retocar a su equipo y Lenglet fue el sacrificado. Coman entró en el verde y del 3-4-1-2 se pasó a un 4-4-2 con Rabiot de lateral. Era el antídoto para desactivar a una Suiza que había llegado con ventaja al descanso y que lo tuvo en su mano para encarrilar el pase. Pero fallar a estas alturas de torneo se puede pagar muy caro.

Seferovic no pudo golpear bien en boca de gol un pase de Embolo aunque la gran ocasión llegó desde los once metros después de que Pavard derribara sobre la línea a Zuber. Lloris, un experto en los penaltis pero que últimamente se había olvidado de cómo detenerlos, recuperó la memoria en el mejor momento. Mano firme abajo para la decepción de Ricardo Rodríguez. No paraba una pena máxima con Francia desde 2012.

Reacción gala

Espoleados por la atajada de su cancerbero, los ‘gallos’ se despertaron y demostraron todo lo que no habían podido en todo el partido. Incluso en toda la Eurocopa. Unos centímetros separaron a Mbappé del empate que sí se terminaría apuntando Benzema. El del PSG le filtró un balón que el gato cazó como pudo antes de picársela a Sommer.

La mejor versión de Francia se había prendido y no se apagó hasta el 3-1. A renglón seguido Griezmann tiró una pared con Mbappé que le dejó ante Sommer, que esta vez sí pudo evitar la picadita. ¿El problema? Benzema cazó con la testa el rechace y culminaba la remontada. La guinda parecía ponerla Pogba, que teledirigió un disparo a la escuadra desde más allá de la frontal. Celebró el golazo con un bailecito con Kimpembe. Su cara quince minutos después era otra.

Frenesí helvético

Y es que en el último cuarto de hora Suiza renació. En el 81’ Seferovic se apuntó el doblete con otro gran cabezazo a centro de Mbabu, que había salido de refresco, y Gavranovic, otro de los cambios de Petkovic, desató el frenesí helvético. Xhaka le filtró un pase magnífico que el del Dinamo de Zagreb hizo aún mejor sentando a Kimpembe y ajustando su disparo a la derecha de Lloris. Este partidazo se merecía una prórroga.

El tiempo extra estuvo cerca de no llegar si Mehmedi hubiera controlado mejor otro gran balón de Xhaka cuando estaba solo frente a Lloris o si Coman no hubiera estrellado un gran remate en el larguero en la última del descuento. Siguió siendo un derrotero de ocasiones la prórroga, donde las fuerzas empezaban a escasear. Empezando por Benzema, sustituido por Giroud.

Sommer despejó la más clara a los pies de Pavard y Mbappé tuvo un par en las que no acertó con el remate. Francia terminó mejor los 120 minutos y el meta suizo hizo un último vuelo para evitar el 4-3 de Giroud y mandar el partido a los penaltis. La tanda, casi perfecta, la estropeó Mbappé. Sommer le adivinó el definitivo lanzamiento y hace que el galo se vaya de esta Eurocopa a cero. Proeza suiza.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil