Shaqiri: "Espero que Puma no fabrique los condones..."

La camiseta de Xhaka, totalmente desgarrada

Galería6 fotos

20/06/2016 - sport

Shaqiri: "Espero que Puma no fabrique los condones..."

/

X

El partido que disputaron Suiza y Francia este domingo, además de significar la clasificación de ambas selecciones para los octavos de final tras el empate a cero goles, se distinguió por una serie de hechos insólitos como lo fueron la masiva rotura de las camisetas de los jugadores suizos y el reventón de uno de los esféricos en juego.

Sport.es

Hasta siete camisetas suizas quedaron hechas añicos por agarrones de jugadores franceses, siendo el nuevo centrocampista del Arsenal, Granit Xhaka el más afectado. Xhaka tuvo que cambiarse hasta en tres ocasiones de camiseta tras los desgarros sufridos, mientras que otros como Admir Mehmedi y Bréel Embolo tuvieron que reemplazar al menos en una ocasión su elástica.

Una situación que desató los comentarios irónicos en las redes sociales y de lo que tampoco se abstuvieron los propios jugadores suizos. Mientras el guardameta Yann Sommer apuntaba que tal fenómeno "significa que el partido fue una pelea, muy disputado", Embolo dijo que "hemos tenido algunos problemas con el maillot, pero ahí estamos". El más hiriente fue Xherdan Shaqiri, que tras comprobar como las camisetas se rompían con la misma facilidad que el papel, comento que "espero que Puma no fabrique los condones...", uno de los comentarios más reproducidos.

Mientras tanto, el fabricante de artículos deportivos Puma, con sede en Herzogenaurach (Alemania), anunció este lunes que someterá a un análisis sus camisetas. "Nuestros expertos están analizando ahora el material. En cuanto sepamos el origen del problema informaremos al respecto", indicó una portavoz de Puma.

La fuente recordó que, hasta ahora, no había ocurrido algo así en ninguno de los diez partidos de la presente Eurocopa que han disputado las cinco selecciones equipadas por Puma.

La rotura ayer de siete camisetas de la selección suiza, que se desgarraron aparatosamente en el partido, ha provocado una marea de comentarios en las redes sociales y popularizado la etiqueta #trikotgate.

Pero no solo Puma se ha visto en el entredicho. Su máximo competidor, Adidas, proveedor de los balones de la Eurocopa que se venden al precio de 135 euros, también se ha visto en apuros. Uno de sus balones estalló literalmente en una disputa entre el francés Antoine Griezmann y el suizo Valon Behrami, lo que pone en cuestión la relación calidad-precio de dichos esféricos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil