Irlanda del Norte, recibida al ritmo del 'Will Grigg's on fire'

Brutal el recibimiento a Will Grigg en Irlanda del Norte | sport

Nunca un futbolista se había hecho tan famoso sin jugar ni un solo minuto. Pero la historia de Will Grigg, el joven delantero de 24 años de Irlanda del Norte, y la pegadiza canción en su honor le ha lanzado directo al estrellato y se ha convertido en una de las caras amables de la Eurocopa 2016. No todo son incidentes o violencia, la parte positiva se la llevan dos aficiones: la de la República de Irlanda, que ha mostrado su gran capacidad para divertirse y hacer divertir, y la de Irlanda del Norte y su ya célebre 'Will Grigg's on fire', todo un himno no oficial de la Eurocopa que ha desplazado al de David Guetta.

Canción que, como no, volvió a sonar en el multitudinario recibimiento que la selección de Irlanda del Norte tuvo en la 'fan zone' Titanic a su llegada a Belfast. Los aficionados de la 'Green and White Army' no cesaron de cantarla ante la complacencia de Will Grigg, que está viviendo un sueño que poco se podía esperar y retuitea todo lo que hace referencia al 'boom' de este cántico.

Y es que el cántico, basado en la canción de los 90 'Freed from desire' de la italiana Gala, no es obra de los norirlandeses, sino de un seguidor del Wigan, el equipo donde juega Will Grigg. Sean Kennedy quiso agradecerle con esta iniciativa su aportación goleadora al equipo inglés y de ahí la letra "Will Grigg's on fire, your defence is terrified" ("Will Grigg está en racha, la defensa está aterrorizada"). El cántico le valió incluso a Kennedy un abono gratuito en el Wigan para toda la temporada.

Pero lo que no se podía imaginar Sean Kennedy ni el propio Will Grigg es que se iba a convertir en un auténtico hit mundial, pues la afición de Irlanda del Norte la adoptó en esta Eurocopa, y no solo ellos, también otras aficiones y personajes de la talla de Gerard Pique, que escribió en twitter: "Irlanda del Norte eliminada de la Euro. Siempre nos quedará Will Grigg's on fire!". O también el exfutbolista Eric Cantona, en una imperdible imitación del estribillo de esta canción.

el seleccionador, manteado

No fue Will Grigg el único protagonista de la fiesta norirlandesa, aunque sí el más destacado. La 'Green and White Army' se mostró orgullosa de una selección que ha llegado hasta los octavos de final de la Euro 2006 hasta caer contra País de Gales, y muchos vítores fueron también para el seleccionador de Irlanda del Norte, Michael O'Neill a quien, eso sí, no le ha hecho ninguna gracia tener que dar explicaciones de por qué Grigg no ha jugado ni un minuto en la Eurocopa. "No elijo a mi equipo en torno a lo que los aficionados cantan en los partidos", dijo hace unos días con evidente enfado.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil