Sport.es Menú

Una Eurocopa llena de momentos virales

Kiraly y su pantalón pijama, ante Cristiano Ronaldo
Kiraly y su pantalón pijama, ante Cristiano Ronaldo | sport

CAMISETAS SUIZAS

EFE

En el partido de la fase de grupos entre Francia y Suiza, cinco camisetas del conjunto helvético terminaron hechas jirones.

Granit Xhaka lució torso hasta en dos ocasiones con una sonrisa estupefacta, mientras que sus compañeros Mehmedi, Dzemaili y Embolo también tuvieron que reemplazar sus camisetas con desgarros o agujeros. La estrella suiza, Xherdan Shaqiri, confió en que "Puma no haga condones" mientras que el fabricante alemán de equipamiento deportivo argumentó que las camisetas provenían de un lote de tejidos cuyos hilos se deterioraron en el proceso de producción.

"WILL GRIGG'S ON FIRE"

La hinchada norirlandesa, apeada del torneo en octavos con Gales, fue artífice del himno no oficial de la Eurocopa, un cántico que ha hecho famoso a Will Grigg, pese a que no ha jugado ni un minuto en el torneo.

Un aficionado del modesto Wigan Athletic, club que acaba de lograr el ascenso a la segunda división inglesa, se grabó en el salón de su casa con una pandereta, versionando la noventera canción de Gala "Freedom for Desire", y convirtió el vídeo en un fenómeno viral al son de "Will Grigg's On Fire" (Will Grigg está en racha).


Will Grigg accueilli en héros en Irlande du Nord por evidenceprod

POLILLAS

La noche antes de la final olvidaron apagar las luces del Estadio de Francia y durante el gran duelo entre galos y lusos el campo vivió una invasión de polillas. Se recordará uno de esos insectos revoloteando junto a los ojos de Cristiano Ronaldo cuando la estrella portuguesa lloraba al tener que retirarse lesionado en el minuto 25

CÁNTICO VIKINGO

Islandia, un país de 330.000 habitantes que llegó hasta los cuartos de final, fue la revelación de la Eurocopa. Además, sus aficionados popularizaron un grito seco y gutural con el que atemorizan a los rivales de sus jugadores y que copiaron otras aficiones como la francesa.

Primero suenan dos golpes en un tambor de guerra. Acto seguido, los hinchas rugen "¡uh!" al tiempo que dan una palmada. Permanecen en silencio unos interminables segundos con los brazos en alto y vuelve a sonar el tambor. "¡Uh!". Y de nuevo el silencio, y de nuevo la palmada, con una frecuencia cada vez mayor.


Viking Clap of 20,000 Icelandic fans por BuzzVids

OZAN TUFAN, EL COQUETO

El turco Ozan Tufan probablemente no tuvo tiempo suficiente para comprobar el estado de su pelo antes de salir al campo para enfrentarse a Croacia en el primer partido de la fase de grupos que disputó su equipo. Es posible que no quedase satisfecho con el resultado de su imagen reflejada en los espejos de los vestuarios del estadio Parque de los Príncipes de París y, por eso, decidió peinarse en un momento bastante inoportuno.

Lo hizo justo cuando un balón despejado por la defensa de su equipo caía desde el cielo hacia un lugar lejano fuera del área. El bueno de Tufan pensó que era mejor atusarse el pelo antes que ir a proteger la pelota. Entonces, apareció Luka Modric para marcar el gol de la victoria de Croacia con una volea impresionante. Ese gesto de Ozan Tufan acariciándose la cabellera mientras Modric preparaba su fusil, se hizo viral en Internet.

GABOR KIRÁLY, EL PORTERO PIJAMA

No fue un "look" novedoso el de Gabor Király. Desde casi siempre, el portero de Hungría jugó con un pantalón gris semejante al de un pijama que rememoraba tiempos lejanos en los que la imagen importaba bastante poco. Ahora, por desgracia o por fortuna, lo es casi todo, y a Király, realmente, eso le importó nada o casi nada y decidió empezar la Eurocopa vestido como siempre lo había hecho. Primó su comodidad por encima de todo.

"Yo soy portero, no soy modelo. Visto así por una cuestión de comodidad. He jugado en terrenos helados y duelen las piernas al tirarte. Me acostumbré y me siento bien. No es tan complicado de entender", dijo cansado de tener que dar explicaciones. Aunque consiguió el récord de veteranía en el torneo con 40 años, pasó más a la historia por ser el "portero pijama" por ese pantalón gris con aspecto de rastrillo con el que realmente se hizo viral durante la Eurocopa.

EL OLFATO DE JOACHIM LÖW

Siempre elegante, tanto en sus declaraciones como en su atuendo, el entrenador de Alemania sorprendió a todo el mundo por su afición a probar su olfato durante la Eurocopa. Un vídeo del técnico germano durante el partido ante Ucrania metiéndose la mano en sus partes delanteras para luego llevársela a la nariz, se divulgó sin freno por Internet.

Después, en octavos de final, contra Eslovaquia, se repitió la imagen pero, en esta ocasión, Löw eligió un sobaco para alimentar su fino olfato. La red, en seguida, volvió a arder. Y, en esta ocasión, con videoteca. Recopilaciones de los mejores momentos de Löw, en los que también se ve al técnico hurgándose la nariz o limándose las uñas en el banquillo, se expandieron sin remedio por todo el mundo.

SIMONE ZAZA, ALIAS 'CHIQUITO DE LA CALZADA'

Es probable que el futbolista italiano Simone Zaza no tenga ni idea de quien es Gregorio Esteban. Tampoco le sonará el nombre de Chiquito de la Calzada, pero en España su nombre irá para siempre unido al del humorista malagueño. La forma en la que tiró su penalti ante Alemania en los cuartos de final, con pasos cortos, caricaturescos y con un final esperpéntico que acabó rozando el ridículo, fueron comparados con los de Chiquito de la Calzada, que siempre adorna sus chistes con ese pequeño baile inolvidable.

Zaza (y también Pellè) falló aquel penalti, Italia fue eliminada y gran parte de Italia criticó a un jugador que también fue comparado con un robot o con Pedro Picapiedra jugando a los bolos. Hasta su novia, en las redes sociales, salió en defensa de Zaza tras esta crítica de un aficionado: "Si Simone Zaza hace el amor como tira los penaltis, sólo puedo decir que pobre Chiara Biasi". La contestación no se hizo esperar: "Tranquilo, que siempre la mete dentro. Hay quienes fallan una vez, y otros que fallan toda su vida".

LA CAÍDA DE BUFFON

El portero de Italia, Gianluigi Buffon, quiso celebrar la victoria de su equipo ante Bélgica con sus aficionados colgándose del larguero de su portería. El portero del Juventus saltó, alargó sus brazos y, en vez colgarse sobre el hierro de su meta se dio un costalazo tremendo contra el césped ante la risa de los hinchas del cuadro transalpino.

Posteriormente, en otro partido con victoria de Italia, sus compañeros le hicieron un pasillo y, esta vez sí, Buffon, entre bromas, llegó hasta el larguero y consiguió colgarse sin caerse. Buen humor ante todo. Pero, eso sí, las imágenes, volvieron a volar por Internet, que no perdona una.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil