El Tango regresa a la Eurocopa 24 años después

Alfonso Callejas

El fútbol de la Eurocopa de Polonia y Ucrania volverá a bailar a ritmo de tango. El 'Tango 12' es el balón que utilizarán los cracks en la gran cita internacional del 2012, un esférico que recupera el diseño del 'Tango' original, utilizado con anterioridad hasta en tres ediciones, en las citas europeas de Italia 1980, Francia 1984 y Alemania Federal 1988.

Eran otros tiempos. El Tango había sucedido con éxito al primero de los balones más célebres de la Eurocopa: el 'Telstar', que también perduró durante tres ediciones, de 1968 a 1976. Con un revestimiento de poliuretano, el 'Telstar' dejó paso al 'Tango', cuya segunda edición, en 1984, fue el primer balón que no fue fabricado con piel. Dicha pelota debe su nombre a que fue diseñada con motivo del Mundial de Argentina de 1978. Repetiría a nivel mundial, además, cuatro años después, en el Mundial de España.

La gran revolución llegaría en los '90, con diseños más atractivos y con la implantación de grandes avances tecnológicos que, a priori, debían resultar beneficiosos para el juego. El primero de ellos fue el 'Etrusco Unico', que ya había debutado con éxito en el Mundial de Italia de 1990. Con él se empezó a desarrollar a fondo la utilización de nuevos materiales sintéticos y se consiguió implantar un nuevo revestimiento mucho más resistente al agua. El diseño también llamaba la atención, inspirado en la historia antigua italiana y la cultura de los etruscos, donde destacaban tres cabezas de león en varias tríadas del esférico. 

El 'Questra', el último descendiente del balón del Mundial

En el Mundial de Estados Unidos en 1994 se estrenó el modelo 'Questra'. Confeccionado con paneles de espuma blanca de poliuretano, se consiguió una mayor amortiguación del disparo. El modelo y su diseño que apelaba a "buscar las estrellas" cuajó y fue utilizado dos años más tarde en la Eurocopa de Inglaterra de 1996, donde puso su broche final con el gol de oro del alemán Oliver Bierhoff en la gran final disputada en Wembley ante la talentosa República Checa.

Sería a partir del 2000 cuando los balones de la Eurocopa serían diseñados exclusivamente para dicha competición. El primero de ellos fue el 'Terrestra', utilizado en la 'Euro' de Holanda y Bélgica -comprendido entre el 'Tricolore' de Francia '98 y el 'Fevernova' de Corea y Japón 2002-, que también presentó una mejora en su estructura, con el objetivo de amortiguar mejor los impactos, y que también presenció el último gol de oro en una gran competición internacional de selecciones, obra de David Trezeguet en la final ante Italia.

La polémica llega en las últimas ediciones

Con la llegada del 'Roteiro' en 2004 arrancaron las primeras y fuertes críticas -con el mundialista 'Fevernova' ya se habían alzado algunas voces- hacia un balón de diseño atractivo pero que no gustó a muchos jugadores. Se trataba del primer esférico no cosido a mano, una gran innovación lograda mediante el termo-cosido de los paneles. Sin embargo, las críticas a sus imprevistas reacciones en su trayectoria no se hicieron esperar y fueron muchos los jugadores y técnicos que consideraron como "horrible" el balón de la 'Euro' de Portugal, recordado por muchos como un "balón de playa" por sus 'extraños'.

En 2008, la edición más recordada por la afición española, el 'Europass' sucedía al 'Teamgeist' del Mundial de Alemania y consiguió su propósito al dejar que el protagonista fuese el fútbol y eludir las polémicas de algunos de sus predecesores. Un nuevo sistema de paneles y una textura externa que permitía un mayor agarre fueron las principales novedades del último balón de ADIDAS que capeó con éxito el temporal de las críticas. Algo que no pudo evitar en 2010, en el Mundial de Sudáfrica, donde los porteros pusieron el grito en el cielo con las trayectorias que describía el célebre 'Jabulani'. Las innovaciones en la ligereza del esférico provocaron trayectorias inusuales en la mayoría de disparos de mediana y larga distancia que desembocaron en multitud de críticas de la mayoría de selecciones.

El 'Tango 12', un punto de inflexión

El 'Tango 12' de la Eurocopa de Polonia y Ucrania quiere enterrar las polémicas del pasado y recuperar el brillo y la elegancia del 'Tango' original, sin dejar de lado las innovaciones tecnológicas. Presenta una nueva textura en su superficie que permite al futbolista un mayor control. Los paneles vuelven a estar cosidos térmicamente, por lo que la impermeabilización vuelve a ser prácticamente total. En cuanto al diseño, además de recuperar la sobriedad del 'Tango' original, destaca la inclusión de algunos motivos que evocan las banderas de las anfitrionas de la 'Euro'. El resto de evoluciones dictaminará si el 'Tango 12' será recordado con estima o con la polémica que acompañó al 'Roteiro' y al 'Jabulani'. Su extrema ligereza no acaba de invitar al optimismo. En cualquier caso, a partir del 8 de junio saldremos de dudas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil