Eurobasket 2013 - Grupo C

grupoc
| sport

Sergio Vera

El camino de España en este Eurobasket comienza en un Grupo C que lejos de ser un camino de rosas para alcanzar la siguiente fase será uno de los cuatro grupos más exigentes para conseguir una de las tres primeras plazas.

Los de Juan Antonio Orenga parten en la 'pole position' para acabar en primera posición gracias a su condición de vigentes campeones y a un equipo que, pese a haber perdido potencial sin Navarro, Pau Gasol o Felipe Reyes, se ha regenerado con nuevos valores como Xavi Rey o Aguilar además de haber mantenido la base del equipo campeón de las últimas ediciones con un Marc Gasol imperial, la dirección de Calderón y el regreso de Ricky Rubio o un Sergio Rodríguez que llega en un gran estado de forma además de la presencia de Rudy Fernández como heredero natural del rol desempeñado por Juan Carlos Navarro.

CROACIA Y ESLOVENIA, LAS ALTERNATIVAS

Como grandes rivales para conseguir liderar este Grupo C, España tendrá que superar a Croacia y Eslovenia. El conjunto croata aterriza en el Eurobasket con grandes expectativas para alcanzar una medalla que se le resiste desde hace 18 años. El equipo dirigido por Jasmin Repesa apenas cuenta con ausencias destacadas y cuenta con el trío Ukic-Bogdanovic-Tomic para conformar una columna vertebral que puede hacer mucho daño. Pese a la irregularidad que han mostrado en algunas fases de la preparación, los croatas pueden brillar a un gran nivel si consiguen jugar a un ritmo alto. La gran 'perla' Dario Saric será otro de sus atractivos.

Junto a ellos también buscará su hueco el equipo anfitrión: Eslovenia. El conjunto dirigido por el eterno Bozidar Maljkovic contará con el apoyo incondicional de un país volcado con el Eurobasket y con ganas de conseguir una gesta histórica. Los eslovenos tenían marcado con una cruz el verano de 2013 aunque a última hora se hayan quedado sin dos de sus grandes referentes como Erazem Lorbek y Benoh Udrih. Con un baloncesto intenso, Goran Dragic será el líder de un equipo que también cuenta con la presencia de Jaka Lakovic y el nuevo fichaje azulgrana Bostjan Nachbar.

PREPARADOS PARA DAR LA SORPRESA

La lógica dice que estos tres equipos son sobre el papel los que tienen más papeletas para conseguir la clasificación, sin embargo, la República Checa, Georgia y Polonia pueden convertirse en las aguafiestas del grupo.

Los checos presentan un equipo con veteranos venidos a menos como Welsch o Barton pero con la fuerza de una buena generación de jóvenes con Satoransky, Jelinek y, por encima de todos, Jan Vesely. La versatilidad y polivalencia de sus jugadores es uno de sus grandes argumentos para neutralizar su escasa presencia en el juego interior con la ausencia de Benda.

También Polonia puede convertirse en uno de los equipos revelación bajo la dirección de Dirk Bauermann. Los polacos presentan un equipo más sólido que en años anteriores y contarán con un pareja interior de primer nivel formada por Gortat y Lampe que puede marcar la diferencia. En el exterior, Kelati se erige como gran estrella bien acompañado por la juventud de Ponitka. Con mucha más rotación que en torneos anteriores, la seriedad de los polacos puede convertirles en un alternativa seria a Croacia o Eslovenia.

Por último Georgia también buscará dar la sorpresa tras realizar un buen papel hace dos años en Lituania. Pese a las bajas de sus dos grandes estrellas - Pachulia y Shengeila - , los georgianos siguen presentando un estilo fresco y dinámico en el que el bloque está por encima de las individuales. La poca rotación y sus 'bajadas' defensivas pueden pasarles factura.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil