España-Grecia: en nombre de la épica

X. Martínez Olivar

Vivimos la hora de la verdad en el Eurobasket y ya no hay margen para las especulaciones. Tras el examen ante Polonia, superado con aprobado pero que es lo que cuenta en esta fase final en que ganas o quedas descabalgado de soñar con subir al podio, la selección española afronta hoy (18.30 h. Cuatro) otro y mucho más duro: Grecia, una selección que sueña con ilusionar a través del basket a un país que vive difíciles momentos. Pasarlo significaría entrar en la lucha por las medallas y seguir alimentando el sueño de una final que, además, otorga las dos plazas directas para los Juegos de Río.

La cuestión es saber si el colectivo español será capaz con los mimbres de que dispone de superar el escollo. Para ello será básico que muchos más jugadores sumen para la causa tanto en ataque como en defensa. El equipo de Scariolo se deberá concienciar de que hará falta un esfuerzo solidario y unas prestaciones más elevadas de las ofrecidas hasta ahora para noquear a la, quizás, mejor selección helena de los últimos años. Paso adelante y respuesta física porque a estas alturas las fuerzas andan ya un tanto justas y las heridas de guerra dejan huella. Concretamente en Pau Gasol (gemelo derecho), Rudy (espalda) y Pau Ribas que se ha tenido que convivir con un proceso febril. Los tres entrenaron ayer y veremos cómo están a la hora del duelo. 

Un pulso entre enemigos reconocibles a lo largo de la historia. Será un duelo de cuartos lleno de reencuentros colectivos e individuales entre viejos conocidos. Los números dicen que España y Grecia se han enfrentado en partidos oficiales en 22 ocasiones, con 15 victorias para España y 7 para Grecia. En los Eurobasket, el balance es de 11 triunfos hispanos y 5 helenos. La última ocasión en que se vieron las caras fue en el Eurobasket 2013, cuando Grecia ganó en primera fase por 79-75. La última victoria española data de 2010, en los octavos de final del Mundial de Turquía: 80-72. El balance desde aquella final del Mundial de Japón 2006 –histórica para el baloncesto español– es de 6-1 para España. Ahora Grecia quiere venganza. ¿Se consumará o España mantendrá la tendencia positiva?

El buen número de jugadores griegos que han pasado por la Liga Endesa y la veteranía de varios de los integrantes de ambas selecciones deja una amplia lista de encuentros y reencuentros en este duelo como recordó ayer ‘Acb.com’ en un interesante reportaje.El antecedente más cercano es el de Ioannis Bourousis con los que han sido sus compañeros en la conquista del póker de títulos esta temporada en las filas del Madrid: Rudy, Reyes, Rodríguez y Llull, además de Mirotic y Hernangómez, que fueron sus compañeros en el conjunto blanco en el curso 2013-14. El pívot también se reencontrará con Sergio Scariolo, el que fuera su entrenador en Milán (2011-13).Rudy Fernández también volverá a cruzarse con Kostas Koufos que coincidió con él en Denver.

Víctor Claver estuvo a las órdenes del ahora seleccionador heleno Fotis Katsikaris, que fue su entrenador en Valencia. Georgios Printezis en su paso por Unicaja cruzó su camino con Jorge Garbajosa, que llegó en marzo de 2011 a Málaga, un mes antes de que el griego rescindiera su contrato y pusiera rumbo a Olympiacos. Ahora, Garbajosa ejerce de team manager de la selección.

Pau Ribas y Stratos Perperoglou formarán parte del perímetro del Barça Lassa, como nuevas incorporaciones. Un club donde en el ejercicio 2013-14 jugó Papanikolaou. Y no olvidemos a Zisis que evolucionó en su día en el Bilbao.  Queridos enemigos. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil