¡España doblega la resistencia alemana y accede a la final!

¡España doblega la resistencia alemana y accede a la final!

Lorenzo Brown, líder de España en el Eurobasket
Lorenzo Brown, líder de España en el Eurobasket  | TOBIAS SCHWARZ

España se impuso (91-96) a Alemania en las semifinales del Eurobasket y buscará el oro ante Francia

Lorenzo Brown fue el metrónomo del equipo con 29 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias

La selección española lo hizo de nuevo. Dio un zarpazo en el Berlín Arena superando a una Alemania que se las prometía muy felices ante una selección que sobre el papel no era favorita y con 14.000 gargantas en la grada alentándolos. Les salió cruz y España, liderada por un Lorenzo Brown inconmensurable con 29 puntos y 6 asistencias, logró el paso a la final tras imponerse por 91-96 en un partido que no fue bonito, no pasará a la historia, pero que los hombres de Scariolo supieron jugar y ganar.

FICHA TÉCNICA
Eurobasket

ALE

91 ________________ 96

ESP

ALINEACIONES

Alemania

Alemania (24+27+20+20): Schroeder (30), Obst (15), Wagner (15), Theis (10), Voigtmann (2) -cinco inicial-, Giffey (-), Lo (9), Thiemann (6), Weiler-Babb (4), Wohlafrart-Bottermann (-).

España

España (27+19+19+31): Brown (29), Jaime Fernández (-), López-Arostegui (7), Pradilla (4), Willy Hernangómez (16) -cinco inicial-, Brizuela (5), Alberto Díaz (10), R.Fernández (6), Garuba (4), Juancho Hernangómez (13) y Sebas Saiz (2).

Árbitros

Árbitros: Ademir Zurapovic (Bosnia y Herzegovina), Boris Krejic (Eslovenia) y Kerem Baki (Turquía). Eliminados: Alberto Díaz (min.40).

incidencias

Incindencias: segundo partido de las semifinales del Europeo disputado en el Mercedes-Benz Arena ante 14.073 espectadores.

La medalla de plata está ya asegurada pero ahora, una vez en la final, La Familia va a luchar como nunca por colgarse el oro. Lo tiene al alcance y ha aprendido a jugar sin el cartel de favorito, con humildad pero sin dejar de competir y con una ilusión que embarga a una nueva generación para montar un equipo de gran futuro.

Ya solo queda un paso, uno solo para colgarse el oro, pero delante estará la Francia de Guerschon Yabusele, Thomas Heurtel o Vincent Poirier para intentar impedirlo. Partirán los galos, que vapulearon a Polonia (54-95) como favoritos pero saldrán con la lección aprendida. Saben que todo se puede esperar de esta España que ya no se acuerda de los hermanos Gasol y que con lo que cuenta se vale aunque todavía no se sobra para ganar partidos.

El domingo a las 20.30 horas los hombres de Scariolo buscarán el cuarto título del Eurobasket tras los conseguidos en 2009, 2011 y 2015. No será favorita, pero ya nadie duda de que este equipo es capaz de cualquier cosa. Va lanzado hacia el triunfo en cada partido y a base de mucho trabajo consigue estos triunfos que saben a gloria para unos jugadores que no contaban para nadie.

Partido tosco

Como decimos el partido no fue vistoso. Pero sería injusto no destacar la actuación del líder de Alemania, Dennis Schroder, quien con 30 puntos y 8 asistencias llevó de cabeza a toda la selección española que solo al final encontró la fórmula de secarle, con Juancho encima suyo, y cuando ya estaba literalmente agotado. 

De salida fue Willy Hernángómez quien con sus canastas avisó a los alemanes de que estaban allí para competir. El partido estuvo muy igualado y se cerró el primer cuarto con un 24-27 a favor de los españoles que lograron evitar la eficacia en el juego exterior de los alemanes. 

En esta ocasión fue en el segundo cuarto cuando Rudy Fernández se sacó de la chistera dos triplazos para poner a España con nueve puntos arriba. Las cosas pintaban bien pero allí apareció Schroder para secar la ventaja hispana y con un parcial de 14-0 lograban un 46-41 que ilusionaba a los hombres de Herbert y a una grada totalmente entregada. Se llegó al descanso con la misma dinámica, Con Schroeder y Brown haciendo de las suyas en la pista, pero con los alemanes dominando (51-46).

Alemania pasa a dominar pero España reacciona

Tras el paso por los vestuarios de nuevo Alemania cogía el timón del partido y lograba cambiar totalmente el rumbo del partido con un +9 a su favor (55-46). 

Pero España reaccionó a tiempo y con Willy Hernángomez de nuevo acertado en el perímetro y Brown que seguía en estado de gracia lograron ponerse por delante antes del último cuarto (71-77).

Se lo creyó España en los últimos 10 minutos de juego y Scariolo les pidió calma y que jugaran con cabeza. Así lo hicieron, no se marcharon del guión y siguiendo el plan de partido ya no dejaron que Alemania les robara el privilegio de estar en la final pese a que hubo momentos de nervios en los últimos minutos.

Alentados por sus aficionados pero viendo las pocas opciones que les quedaban, los hombres de Herbert lograron dos triples que dieron esperanzas a los suyos, pero España tenía claro que la final era suya, que no podía perder los papeles y con un mate final de Juancho sentenció la semifinal.