Análisis: El 1x1 de la selección española

La selección española ha tenido en esta preparación una irregularidad dentro de su juego básicamente porque ha necesitado mucho ritmo, y esto está supeditado al éxito de la defensa. Cuando ha sido un éxito, el equipo ha corrido, ha tenido más ritmo, una mayor agresividad y se ha visto un juego mucho más vivo, con más o menos acierto. Es el estilo de juego en el que se siente cómodo. En el cinco contra cinco es donde conceptualmente se ha ido mejorando, y habrá que seguir haciéndolo durante el torneo. Uno de los aspectos más positivos de esta gira de ocho encuentros ha sido la mentalidad del equipo, puesto que ha sabido ir tanto por detrás como por delante en el marcador. La selección ha sabido responder bastante bien a las pruebas que ha tenido durante los partidos.  La conclusión es que el equipo buscará velocidad, ritmo, el talento para crear y fluidez en su juego. Y ese ritmo vendrá desde la defensa, que tendrá más de un registro y alternativas tácticas en el Eurobasket de Eslovenia.

UN TRÍO DE BASES DE MUCHAS GARANTÍAS

José Manuel Calderón ha ayudado más de '2' que de '1', aunque queremos que su personalidad de base se mantenga. Quizás a nivel individual las estadísticas no reflejen que ha jugado cada partido mejor para el equipo. Tiene muchas capacidades para ejecutar y lo seguirá demostrando en el Eurobasket. 'Calde' es la eficacia. Sergio Rodríguez, por su lado, ha sido probablemente el jugador más en forma del equipo, el que ha generado mejores sensaciones. Ha tenido paciencia para esperar su momento y ha sido un jugador importante en los finales de partido. Es de lo jugadores que ha mostrado una mayor confianza en la pista y es algo que se debe aprovechar. Respecto al hecho de jugador con dos bases, en el caso de Sergio no hemos acabado de encontrar las combinaciones posibles.

Ricky Rubio ha ido de menos a más y no solo en la eficacia, puesto que en los dos últimos partidos de la gira prácticamente no falló, sino también en el dominio y en el control del juego. Es un jugador especial y debemos encontrarle un espacio para que pueda serlo y esa brillantez en su juego la comienza desde la defensa. Tiene margen para hacer fluir ese talento que tiene, independientemente de su eficacia. Debemos esperar que ataque al aro, pero no siempre que anote. Ricky debe buscar ser regular en la creación del juego y en defensa. ¿Si el equipo jugará con dos bases? No se ha querido cerrar aún los roles ni el dibujo del equipo para poder afrontar los partidos en cualquier escenario.

UN PERÍMETRO CON TRASCENDENCIA ELEVADA

Sergio Llull ha sido uno de los jugadores más importantes a nivel competitivo. Ha encontrado verticalidad y ha dado velocidad, ritmo, y, sobre todo, consistencia defensiva. Llull ha sido el jugador que mejor ha defendido a los mejores exteriores rivales. Rudy Fernández, por su lado, ha sido de los hombres más irregulares en la preparación debido a sus problemas físicos, pero ha ofrecido destellos de lo que es capaz de hacer. Es uno de los jugadores con más talento y calidad de la selección y le hacen falta partidos para encontrarse mejor. Fernando San Emeterio también ha ido de menos a más y su trascendencia ha sido positiva en los últimos partidos. Se ha mostrado incisivo, expresivo, eficaz, sabe jugar y entiende muy bien el basket. De Álex Mumbrú destacaría lo importante que es fuera de la pista, porque domina el espíritu del equipo. Y en la pista sabe competir y ayudará a ganar partidos. Es el `3¿ con poste que cuando haga falta también podrá jugar de '4'.

MARC GASOL: UN JUGADOR ESTRATOSFÉRICO

Marc Gasol es un jugador estratosférico por sus capacidades, por cómo domina en ataque y en defensa. Lo entiende todo y lo ve todo. Se avanza a los acontecimientos, sobre todo cuando tiene el punto de estabilidad y encuentra su juego. Es el jugador más importante de la selección y cuando él está en pista, se debe tener presente que jugamos con él. No en el sentido de jugar solo para él, sino aprovechar que hace de base, de alero, que abre el campo, que define bajo aros, crea espacios, pasa el balón. Del resto de interiores, de Víctor Claver se espera que sea un `4¿ que juegue con convicción y actitud. Su esfuerzo e implicación es total y tiene virtudes de alto nivel, pero es un jugador que aún no ha encontrado su máximo. Pablo Aguilar ya no es una sorpresa, sino una realidad. Es un jugador que sabe optimizar sus puntos fuertes y en defensa es uno de los jugadores más regulares del equipo. Los minutos que está en pista dan estabilidad. A Xavi Rey le condicionó el hecho de llegar lesionado y es el que se ha mostrado más fuera de ritmo, pero tiene cabeza, crecerá y esperemos que nos aporte muchísimo. Por último, Germán Gabriel es el quinto pívot del equipo, de mucha calidad, pero que está acostumbrado a ser creador, y aquí hace en demasiadas ocasiones de finalizador y esa no es su mejor virtud.

LOS GRANDES RIVALES

De los rivales que España se encontrará en la primera fase, destacaría sobre todo a Eslovenia. Es una muy buena selección y el plus de jugar en casa le hará dar el máximo. Croacia también tiene muy buena plantilla, con mucho talento, que, pese a haberse mostrado irregular, tiene una idea de juego muy marcada por su técnico, Jasmin Repesa, y es muy peligrosa. Polonia es una buena selección, bien dirigida, cuya polivalencia de los hombres interiores marcará su nivel competitivo. Creo que Georgia competirá a un nivel más óptimo y la República Checa es en principio la más discreta. ¿Los rivales más fuertes del torneo? Grecia, Lituania, Francia y Turquía son combinados que si alcanzan su máximo serán muy difíciles de ganar. Italia y Rusia también son otros dos equipos a tener en cuenta.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil