El West Ham espera a Quique Sánchez Flores

Tras el despido de Bilic, los hammers solo firmaron a David Moyes hasta final de temporada

El entrenador del Espanyol es el mejor valorado por el máximo accionista del club, David Sullivan

Quique podría abandonar el Espanyol a fin de curso
Quique podría abandonar el Espanyol a fin de curso | sport

Jordi Blanco

Quique Sánchez Flores podría abandonar el Espanyol al acabar esta temporada, con un año de antelación a la finalización de su contrato, atendiendo al interés que mantiene el West Ham en su incorporación, ahora de cara al próximo ejercicio.

El técnico madrileño, que cumple su segundo curso al frente del Espanyol, nunca ha ocultado su predilección por la Premier tras el año que pasó en el Watford y mantiene la intención de volver a dirigir en Inglaterra, lo que podría ocurrir antes de lo previsto.

El West Ham sentenció el despido de Slaven Bilic tras la goleada encajada en Londres frente al Liverpool, confirmando una amenaza que se conocía desde agosto, cuando las negociaciones por una posible renovación desaparecieron ante el mal inicio de curso del equipo y la pérdida de confianza del máximo accionista del club, David Sullivan, quien precipitó las decisiones.

Moyes solo firmó ocho meses porque el club confía en el técnico blanquiazul

La caída de los hammers puestos de descenso provocó el despido fulminante del entrenador croata y la urgencia por encontrarle un sustituto evitó que se mantuviera Quique en el plano, tal como Slavisa Jokanovic, quien también estaba en la órbita del club, aunque su candidatura habría perdido consistencia en las últimas semanas.

A principios de octubre apareció en el plano el interés por el entrenador del Espanyol, aunque de inmediato quedó claro que QSF no dejaría su puesto en el club catalán a mitad de temporada, entendiéndose que cualquier acuerdo se referiría de cara a la temporada 2018-19.

La salida del entrenador, de 52 años y que firmó por el club blanquiazul hasta junio de 2019, solo se concede posible en dos casos: o pagando la cláusula de liberación que mantiene en su contrato o por medio de un acuerdo entre las dos partes, entendiendo que el Espanyol no quisiera mantenerlo en el banquillo. Lo que, de entrada, es difícil de imaginar.

Su salida del Espanyol debería ser acordada... O pagarse

Sin embargo, después de su temporada al frente del Watford, la 2015-16, la figura de Quique es ampliamente conocida y respetada en la Inglaterra futbolística, entrando desde hace meses en las quinielas de varios clubs y siendo considerado por el dueño del West Ham como el mejor estratega a tener en cuenta en el futuro inmediato.

Así se entiende que Sullivan solo le firmase a David Moyes un contrato hasta fin de curso, incluyendo en el mismo una cláusula de renovación automática en caso de cumplir unos objetivos, que en ningún caso sería el de mantenerse porque el club lo da por supuesto a pesar de su momento actual.

Moyes aceptó el reto, tanto por recuperar una visibilidad que empezó a perder tras abandonar la dirección del Sunderland como por mostrar su confianza en un equipo que, tras mudarse de estadio, estaba llamado a comienzo de curso a ser uno de los protagonistas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil