Semana con frentes abiertos en el Espanyol

El club perico afronta la recta final de mercado con la obligación de realizar una venta que aporte ganancias al club; la de Marc Roca es la preferida

Raúl de Tomás, Cabrera e incluso David López también están muy atentos a lo que ocurra en el mercado

Marc Roca, en la rampa de salida del Espanyol.
Marc Roca, en la rampa de salida del Espanyol. | sport

C. F. Sainz

Últimos días del mercado de fichajes y se prevé una semana movidita en las oficinas del RCDE Stadium. El Espanyol sabe que está obligado a realizar una venta y hay varios nombres sobre la mesa para abandonar el club, aunque el de Marc Roca está en la pole positión.

La secretaría técnica blanquiazul es consciente que de todos los jugadores que pueden hacer las maletas únicamente con el mediocentro todo serían ganancias, ya que es un futbolista formado en la cantera perica que ha desarrollado toda su carrera como espanyolista. Su nombre ha sonado como candidato a ser traspasado durante todo el verano y varios equipos han preguntado por él, aunque ninguno de ellos ha acabado de tomar la decisión de lanzar sus redes sobre el de La Granada del Penedès.

El que estuvo más cerca de hacerlo fue el Atlético de Madrid, aunque su llegada a la entidad rojiblanca dependía de las posibles salidas de Héctor Herrera o Thomas. Además, en las últimas semanas el jugador del Arsenal Lucas Torreira ha ganado enteros por si uno de los dos futbolistas citados acaba marchándose.

En las últimas fechas se ha vinculado al ‘21’ perico con equipos Premier como el Sheffield United y el Burneley. Roca tiene una cláusula de 40 millones de euros, aunque en el Espanyol son conscientes de que su salida se situará entre los 10 y los 15 millones.

Pendientes de su futuro

Varios jugadores más están más que nunca en contacto con sus agentes. Uno de ellos es Raúl de Tomás, que en los últimos días ha cambiado de agencia de representación para ponerse en manos de Stellar Group. El delantero madrileño no vería mal un cambio de aires, aunque sabe que a estas alturas es complicado. Y más cuando el Espanyol no está dispuesto a dejarlo marchar por menos de 25 millones de euros.

El ariete, al igual que Leandro Cabrera, se le ha rebajado el sueldo un 40% tras el descenso. Por el central charrúa llegó una oferta del Benfica de ocho millones de euros, insuficiente para un Espanyol que pagó nueve al Getafe el pasado mercado invernal. El uruguayo es la opción B de la Real Sociedad por si falla el elegido para reforzar el eje de la zaga, el experico Mario Hermoso.

Otro que todavía puede salir es un David López, jugador que en los primeros pasos del mercado fue relacionado con el Betis. Por su parte, Embarba ha recibido ofertas, pero es intocable a no ser que llegue una propuesta fuera de mercado. Si no sale nadie que genere ganancia, Keidi Bare no podrá ser inscrito.

Todos ellos no son los únicos pendientes del mercado. Álex López, que apenas ha tenido protagonismo en la pretemporada y que no ha jugado ni un solo minuto en las tres primeras jornadas, volverá a marcharse a préstamo. Mientras, a un Víctor Campuzano al que tan solo le queda un año de contrato no le pondrán trabas para encontrar nuevo equipo.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil