'Overbooking' en el lateral derecho del Espanyol

La plantilla cuenta con cuatro futbolistas en la posición tras el regreso de Víctor Gómez y el posible ascenso de Omar

Gómez, cedido este año con éxito al Mirandés, cuenta con ofertas de Zaragoza, Valladolid y Oviedo

Óscar Gil, en una imagen de archivo
Óscar Gil, en una imagen de archivo | sport

El mercurio empieza a dilatarse. La temperatura se caldea y el verano asoma ya en las ciudades de todo el país. Para muchos es tiempo de vacaciones, todavía marcadas por la pandemia, y el fútbol entra en un estado de hibernación. Excepto en el mercado de incorporaciones.

El Espanyol vive momentos de calma tras el ascenso a Primera. Un relax bien merecido tras una campaña llena de estrés y marcada por la obligación de la historia. La plantilla y el cuerpo técnico merecen un reconocimiento, y el club pretende conservar a gran parte del bloque formado por Vicente Moreno. Sin embargo, la exigencia de la élite obligará a hacer una serie de modificaciones. Completamente lógico. 

Uno de los expedientes que tendrá Rufete sobre la mesa y que necesita una rápida resolución es el del lateral derecho. El regreso de Víctor Gómez tras su exitosa cesión en el Mirandés obliga a desprenderse de algún defensor diestro. No hay sitio para todos, y son cuatro los que tendrá la plantilla. Óscar Gil, Miguelón Llambrich, el propio Víctor y Omar, que pese a seguir contando con ficha de juvenil aspira a ganarse la confianza de Vicente Moreno en los minutos que disponga en pretemporada

Víctor, con ofertas

El que tiene más números de coger la puerta es el canterano de Olesa de Montserrat. El Espanyol podría plantearse un nuevo préstamo y candidatos parece que no le van a faltar. Zaragoza, Oviedo y Valladolid se han interesado por el blanquiazul. El club, sin embargo, exigirá que su nuevo destino asuma la totalidad de la ficha del futbolista.

Miguel Llambrich es otro que podría hacer las maletas, si desde la secretaría técnica se apuesta definitivamente por Omar. El alicantino empezó como titular en los esquemas de Vicente Moreno, aunque progresivamente Óscar Gil le fue comiendo la tostada. La grave lesión sufrida en febrero ante el Mallorca tampoco ayudó. 

La superpoblación en el lateral derecho contrasta con la falta de efectivos en la izquierda. El Espanyol podría buscar en el mercado estival un carrilero zocato que añada competencia a Adrià Pedrosa, amo y señor del flanco zurdo. Dídac Vilà ha vivido una temporada muy irregular y apenas ha sido un recurso ocasional para Moreno. 

La parcela central parece bien cubierta, aunque se intentará dotar de mayor experiencia. Cabrera es fijo, mientras que Lluís y Calero podrían pelear con la llegada de algún futbolista veterano. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil