Joan Jordán, la apuesta de Galca

Joan Jordán, ante el FC Barcelona
Joan Jordán, ante el FC Barcelona | EFE

Joan Jordán está viviendo un momento clave en estos inicios de su carrera profesional. El joven centrocampista ha contado en los últimos años con la confianza de los técnicos (Sergio González lo ascendió al primer equipo y le hizo debutar en Primera División) pero ahora Constantin Galca ha decidido apostar muy fuerte por el canterano. Al rumano le ha enganchado su calidad técnica, su buen trato de balón y la disciplina táctica que muestra en el campo. Es el momento, pues, en que Jordán debe dar ese paso al frente para confirmar que, efectivamente, está madurado para competir por la titularidad en el Espanyol. 

Galca aterrizó en el club con una clara idea de lo que iba a encontrarse en el vestuario. Tenía, incluso, referencias del catalán y en la breve charla que mantuvo con Sergio González en el estadio durante el traspaso de entrenadores, pudo ratificar que Jordán era, efectivamente, un valor muy bien considerado. Las primeras sesiones de trabajo sirvieron, además, para despejar las dudas, si tenían, y los nuevos técnicos tomaron buena nota de las posibilidades del futbolista. La conclusión: Jordán era un jugador muy aprovechable, que encaja en la idea futbolística que quiere imponer el rumano en el terreno de juego.

Galca y Dumitru Uzunea, su hombre de confianza, han confeccionado un plan de trabajo para ir puliendo al futbolista y hacerlo aún más completo y competitivo. De Jordán les encanta su desparpajo con el balón, su calidad técnica, el buen trato que dispensa al esférico pero, al mismo tiempo, su disciplina táctica y su carácter competitivo. Es joven, acumula pocos minutos en Primera División y, por tanto, tiene aún mucho camino por recorrer. Está en la senda correcta.

Los técnicos no se precipitaron y esperaron el momento oportuno para darle la oportunidad, que llegó en el Sánchez Pizjuán. Los 45 minutos que jugó fueron del agrado de Galca y Uzunea que no dudaron en darle los galones en el derbi. Y Jordán aprovechó el difícil examen. Su actuación le está dando aún más argumentos a los entrenadores que seguirán confiando en él.

Jordán es la apuesta de Galca. Una bendita apuesta. 

 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil