Sport.es Menú

Ipurua, territorio prohibido para el Espanyol

Los pericos quieren regresar del parón internacional con un triunfo en un estadio en el que no ganan desde hace cinco temporadas

El equipo solo ha logrado la victoria en dos visitas de las ocho en las que ha jugado en territorio armero

El Espanyol cayó por 3-0 la pasada temporada en Ipurúa.
El Espanyol cayó por 3-0 la pasada temporada en Ipurúa. | EFE

Feo escenario el que le tocaal Espanyol este fin de semana. Los blanquiazules, tras dos semanas de trabajo que han servido para asimilar conceptos y acabar de engranar piezas, buscarán sus primeros tres puntos ante el Eibar en Ipurua, terreno en el que el conjunto blanquiazul tan solo ha ganado dos veces en sus ocho visitas.

SPORT.ES

La última, en la campaña 2014/15, la primera del conjunto armero en la máxima categoría del fútbol estatal, por 0-2, con dianas de Stuani Sergio García. La otra, en su última visita al equipo vasco antes de la comentada, fue con ambos equipos en Segunda División y el Espanyol, en la temporada 1993/94, se llevó la victoria por la mínima gracias a una solitaria diana de Goyo Fonseca.

UN PUNTO EN CUATRO VISITAS

Es sinónimo de dejarse puntos visitar Ipurua para el Espanyol en las últimas jornadas. Y es que tres de los últimos cuatro entrenadores del primer equipo han ‘pinchado’ hueso en tierras norteñas. Ni Galca, ni Quique Sánchez Flores, ni Rubi han sido capaces de sumar la victoria en el banquillo blanquiazul en Ipurua, algo que tratara de realizar un David Gallego que todavía no sabe lo que es ganar en liga este curso. 

De los cuatro últimos encuentros del Espanyol en el feudo del Eibar, los blanquiazules solo han sido capaces de sumar un punto, el logrado en la campaña 2016/17 (1-1). Y no se quedan ahí los malos registros en el Bajo Deva, puesto que en el periodo comentado los pericos acumulan un doloroso 9-3. El curso anterior, el conjunto perico cayó con estrépito (3-0).

Pero las estadísticas están para romperlas, y los blanquiazules no piensan en otra cosa. Después de trabajar a destajo durante dos semanas para mejorar la imagen dada en las primeras jornadas y, sobre todo, afinar la puntería puesto que todavía no se han estrenado en competición regular, el equipo quiere demostrar que sus prestaciones son mucho más fiables. Que el coche empieza a funcionar. Y que Eibar sea el punto de partida, donde arranque todo.

Porque en Guipúzcoa empezará una maratón de cinco partidos en 15 días, un periodo muy exigente que el vestuario perico quiere disfrutar. Y para ello, lo mejor es comenzarlo con buen pie con tal de espantar fantasmas y retomar las buenas sensaciones que el equipo ofreció en los primeros duelos oficiales de la competición. Ipurúa, lugar difícil, pero idóneo para recuperar una confianza que no pasa por el mejor de sus momentos. Que marque un antes y un después.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil