Sport.es Menú

El Espanyol vuelve a defraudar y la afición abuchea a Gallego

Victoria del Valladolid en el feudo perico por 0-2 con goles de Guardiola y Míchel

Los pericos se mostraron muy vulnerables en el fondo, sobre todo tras la roja a Calero

Con sed y el agua lejos. El Espanyol no logra encontrar las herramientas para salir de la crisis que lo tiene en el descenso y volvió a perder en casa por LaLiga. El RCDE Stadium todavía no sabe lo que es puntuar esta campaña en la competición local: ahora fue el Valladolid (0-2) el que hurtó tres unidades de Cornellà en un partido que bajó todos los pitos posibles de las gradas para David Gallego y los suyos.

Sebastián Vargas Rozo

FICHA TÉCNICA

LaLiga

ESP

0-2

VLL

Espanyol

Diego López; Javi López, Naldo, Calero, Dídac (Wu Lei, 64'); Víctor Sánchez, Darder (David López, 69'), Marc Roca, Pedrosa; Matías Vargas (Piatti, 74'), Calleri.

Valladolid

Masip; Moyano, Kiko, Salisu (Joaquín, 64'), Nacho; Óscar Plano, Míchel, Fede, Toni Villa (Pedro Porro, 75'); Sandro (Ünal, 60'), Guardiola.

Goles

0-1 M. 25 Míchel. 0-2 M. 94 Óscar Plano.

Árbitro

Cuadra Fernández (balear). TA: Víctor Sánchez (24'), Javi López (35'). TR: Calero (66').

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 7 de LaLiga disputado en el RCDE Stadium bajo la mirada de 20.911 espectadores.

Los primeros compases hacían pensar otra cosa distinta al desenlace final en el RCDE Stadium. De hecho, algo que no ha sido costumbre esta temporada, el Espanyol dominaba en campo rival con posesión de pelota y acosaba las barbas de Jordi Masip, teniendo por ejemplo un impacto de lleno al palo de Jonathan Calleri o un cabezazo del 'Monito' Vargas que se quedó corto.

Pero el que se quemó con leche, ve una vaca y llora. Como los pericos, que aún estando en control de las acciones vieron caer su portería primero. Penalti dudoso, eso sí: un aparente codazo de Víctor Sánchez que provocó la sanción inmediata de Cuadra Fernández. Al cobro fue Míchel y ni Diego López y sus cien partidos pudieron evitar la habitual cita con la desventaja que tiene el cuadro blaquiazul esta temporada. Otra vez balsa, remos y a tirar contra corriente.

Para la segunda mitad el guión ya era conocido: salir con todo a buscar la igualada. Lo intentó el 'Monito' con un pase profundo a Pedrosa cuando apenas corrían segundos de la parte complementaria, pero el extremo definió a pierna mala. Luego fue Darder el que se apuntó otra oportunidad con su típico remate desde la frontal, aunque esta vez no encontró destino dentro de los tres palos.

Movió piezas Gallego, dando entrada a Wu Lei. Y cuando el chino se disponía a ayudar, un propio compañero suyo se lo impidió. Fernando Calero apagó gran parte de la llama de la remontada con una expulsión tonta: Guardiola le ganó el balón tras un par de botes y el central, exValladolid, le tumbó de camino a puerta como último recurso. Tarjeta roja y a las duchas también se fueron las esperanzas blanquiazules.

Y eso que la suerte le sonrió un poco para dejarles vivos: en esa misma acción de Calero, Joaquín Fernández marcó de cabeza con el 0-2. El VAR, esta vez, sí intervino y anuló todo. Pero se olvidó el Espanyol de la cita bíblica "ayúdate, que yo te ayudaré", porque poco se ayudaron los de Gallego, que erraron de cara a Masip y flaquearon en zona defensiva para que Óscar Plano matara el partido con el 0-2. Una más y ya van cuatro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil