El Espanyol tuvo un entrenamiento diferente

El Espanyol tuvo un entrenamiento diferente

Los jugadores del Espanyol, en plena naturaleza
| RCDE

Los jugadores pericos subieron hasta el pico más alto, San Jeroni, en una actividad de cohesión de grupo

Aprovecha estos días Diego Martínez para realizar sesiones distintas y salir de la rutina

Restan días para el regreso a la competición oficial, y por ello el cuerpo técnico del Espanyol, encabezado por Diego Martínez, aprovecha para realizar actividades diferentes con tal de no caer en la rutina y mantener al equipo plenamente activado de cara al regreso del fútbol de clubes.

Después de que el equipo iniciara la semana de trabajo en las instalaciones de la Dani Jarque, los jugadores del Espanyol cambiaron el escenario habitual de trabajo y el balón por una caminata por Montserrat.

En una actividad de cohesión de grupo, los blanquiazules ascendieron hasta el pico más alto, San Jeroni (1.236 metros). Una permuta en la dinámica para no caer en la rutina y reconectar después de unos días de descanso.

Fue una matinal de frío intenso y puramente invernal en la que se pudo ver en el vídeo que facilitó el club a los jugadores blanquiazules abrigados con gorros y guantes.

También se observó con el grupo de caminantes a dos de los futbolistas que antes de las vaciones estaban lesionados, Rubén Sánchez y Gori. El primero debería estar listo para los encuentros amistosos en San Pedro del Pinatar, mientras que Gori continúa con el proceso de recuperación de la operación a la que fue sometido tras romperse la plastia del ligamento cruzado anterior. Al mediocentro, que ya hace carrera contínua, todavía le quedan unos meses de baja.