Sport.es Menú

El Espanyol saca un punto en su visita a Vallecas

Borja Iglesias anotó su segundo gol con la camiseta blanquiazul

El Espanyol se dejó empatar en el segundo tiempo con un penalti de Dídac Vilà

El Espanyol consigue un punto en Vallecas en un partido intenso e igualado | LALIGA

Emili Casellas

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

Rayo Vallecano

2-2

Espanyol

Rayo Vallecano

Alberto García, Advíncula, Abdoulaye Ba, Jordi Amat, Moreno, Comesaña, Kakuta (Embarba, 65'), Imbula, Trejo (Pozo, 65'), Bebé (Álvaro García, 77'), Raúl de Tomás

Espanyol

Diego López, Javi López, Naldo, Mario Hermoso, Dida Vilà, Victor Sánchez, Leo Baptistao, Granero (Melendo, 81'), Marc Roca, Sergio García, Borja Iglesias

Goles

1-0, min.5, Raul de Tomás. 1-1, min.19, Borja Iglesias. 1-2, min.45, Granero. 2-2, min. 47, Kakuta

Ábitro

Alberola Rojas. TA Bebe (58'), Comesaña (64'), Granero (78'). Marc Roca (82'). Victor Sánchez (87'). Älvaro García (88')

Incidencias

Partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga Santander disputado en Vallecas delante de 12.102 espectadores

Un Espanyol, de más a menos, sumó un punto en su visita a Vallecas. El conjunto de Rubi fue capaz de remontar el gol inicial de Raúl de Tomás con goles de Borja Iglesias y Granero, pero en el inicio del segundo tiempo Kakuta, desde los once metros, puso el 2-2 definitivo en el marcador.

Con este empate, el Espanyol se situa provisionalmente en la quinta plaza con 11 puntos, los mismos que el Atlético de Madrid y que el Alavés, que aún tienen que disputar su encuentro.

El Espanyol comenzó el encuentro mejor posicionado sobre el terreno de juego que el Rayo y con la intención de hacerse con el control del balón lo antes posible. Pero en el minuto cinco, en la que era la primera llegada con peligro del Rayo, llegó el gol de Raúl de Tomás. Su disparo desde la frontal del área se coló raso por el palo derecho de Diego López. Era el 1-0 y no se habían disputado ni diez minutos de partido.

El gol le hizo daño a un Espanyol que cada vez le costaba más tener la posesión y generar jugadas de peligro. Y, a parte, los jugadores del Rayo no dieron un paso atrás y siguieron presionando la salida del balón de los hombres de Rubi. Aun así, el Espanyol pudo gozar de un par de ocasiones claras antes del primer cuarto de hora. La más clara fue de un Sergio García que superó al defensa con un caño dentro del área y acabó haciendo un centro que no encontró rematador.

El Espanyol estaba cada vez más cómodo sobre el terreno de juego y en el minuto 19 llegó el gol del empate. Córner sacado en corto desde la banda derecha del ataque perico, pelota atrás que centra de primeras Javi López y Borja Iglesias aprovecha un balón muerto tras el primer remate de Mario Hermoso para anotar con comodidad. Una reacción que llegaba pocos minutos después del gol del Rayo. Un gol que hacía justicia a lo visto en los primeros minutos de partido.

El tramo final del primer tiempo estuvo marcado por las imprecisiones por parte de ambos conjuntos y por un conjunto de Michel que tuvo algo más de posesión que en una primera media hora en la que el Espanyol fue superior. El Espanyol, a la contra, tuvo una tímida ocasión de los pies de Dídac Vilà y justo después llegó el gol de Granero tras un balón que quedó muerto a cinco metros de la portería de Alberto García para que El Pirata anotara a placer el 1-2.

Tras la reanudación llegó el gol del Rayo Vallecano desde los once metros. Penalti de Didac Vilà sobre Kakuta y él mismo anotó para vovler a poner las tablas en el electrónico.

Al Espanyol le costó levantar cabeza tras el gol del empate. No dominaban como hicieron en el primer tiempo y no generaban ocasiones claras sobre la portería del Rayo. Leo Baptistao no aparecía en ataque, Sergio García no encontraba espacios y los hombres del medio del campo no conectaban con Borja Iglesias. El conjunto de Rubi no jugaba al fútbol que querían y aun así estuvieron a punto de anotar el tercero, pero Dídac Vilà falló a puerta vacía un centro de Borja Iglesias. Ambos jugadores se intercambiaron los papeles.

Los minutos pasaban y el Espanyol no acababa de encontrar el control óptimo, así que Joan Franesc Ferrer 'Rubi' decidió dar entrada a Hernán Pérez en substitución de un Leo Baptistao que no realizó un buen encuentro. Justo después del cambio llegó la más clara para el Rayo. Una ocasión en la que apareció la mano salvadora de Diego López para evitar el gol de vaselina de Embarba.

En el tiempo de descuento el árbitro señaló penalti a favor del Espanyol por una falta sobre Hernán Pérez pero el VAR corrigió al colegiado y finalmente se acabó señalando una falta intranscendente en la frontal del área.

El conjunto de Rubi acabó sumando un punto de prestigio en Vallecas en una semana en la que han disputado tres encuentros en seis días.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil