El Espanyol retiene a Raúl De Tomás

El Espanyol retiene a Raúl De Tomás

De Tomás no se mueve del Espanyol
De Tomás no se mueve del Espanyol | Josep Lago

El Arsenal sondeó al delantero perico, pero el Espanyol se remitió a su cláusula

Pocos movimientos en el mercado invernal por parte de Chen Yansheng

El mayor logro del Espanyol en este mercado de fichajes ha sido, sin duda, el de retener a Raúl de Tomás. El encargado de los goles en clave blanquiazul desde hace dos años se queda en Barcelona, al menos hasta que finalice la presente temporada, pese al interés de clubes como el Arsenal.

El Espanyol debía deshacerse de varios jugadores para poder fichar y cumplir con el "fair play" financiero, pero De Tomás no era una opción. El Arsenal había mostrado su interés por el ariete, pero desde el club se remitían a su cláusula, de 75 millones según informaba el club. No iban a negociar. Tras los pocos movimientos, Durán, consejero delegado, afirmaba que el proyecto deportivo del Espanyol iba paso a paso, sin precipitarse. Con respecto a la llamada del Arsenal, afirmó en Esport3 que fue una llamada puntual que casi ni quisieron escuchar. "Estamos construyendo un patrimonio y no dejaremos salir a los jugadores de cualquier manera, y menos a Raúl de Tomás y en este momento, a mitad de temporada", dijo.

Desde Gerard Moreno y Borja Iglesias, los pericos no encontraban un punta fiable al que adjudicarle la tarea del gol, y ahora que lo tienen, no van a deshacerse de él. Al menos en enero a mitad de temporada, con la poca capacidad de reacción que eso supondría. Otra historia será en verano, pues al delantero madrileño ofertas no le faltarán tras ser uno de los máximos goleadores de LaLiga.

En la ventana invernal, los fichajes del club blanquiazul han brillado por su ausencia y el último día de mercado se vivió sin movimiento alguno. El Espanyol tan solo ha incorporado a un futbolista, Tonny Vilhena. Y es que el conjunto perico no suele reforzarse en cantidad a mitad de temporada. Tampoco lo hizo el año pasado en Segunda División, con una única alta, la de Landry Dimata. Pese a que los de Vicente Moreno no pasan por su mejor racha, la relativa tranquilidad de encontrarse a 9 puntos del descenso -junto a la presión del límite salarial- hace que el presidente no decida gastarse el dinero. Tan solo lo hizo en el mercado de invierno de la 19/20, pero fue demasiado tarde. El Espanyol acabó descendiendo pese a las llegadas de RDT, Embarba y Cabrera, por unos 40 millones en total. Sin embargo, la dirección deportiva sí estuvo interesada en Samu Castillejo, procedente del Milan. Pero el alto precio que pedía el club italiano, junto a las pocas salidas, no le permitieron llegar a Cornellà-El Prat. Tan solo Vadillo, cedido al Málaga, ha sido la única baja, pese a que también llegaron ofertas desde el Club América por Embarba.