El Espanyol pierde la cabeza en Butarque

Segunda derrota consecutiva y el cuadro blanquiazul que cede el liderato

Seis minutos trágicos, del 41 al 47, condenan las opciones pericas frente al Leganés

Otro partido ramplón del Espanyol, ¿es grave, doctor? Los blanquiazules distan sideralmente del equipo compacto y que maravilló en La Rosaleda. El socavón es preocupante. Los fantasmas del pasado aparecen en el horizonte y la afición se asusta. Lógico.

Jonathan Moreno

FICHA TÉCNICA

Liga Smartbank

LEG

2-0

ESP

Leganés

Cuéllar; Bustinza, Rodri Tarín, Ignasi Miquel, Javi Hernández; Palencia, Rubén Pérez (Gaku, 58'), Pardo (De la Fuente, 79'), Jose Arnaiz (Kevin Bua, 71'); Bastón (Jonathan Silva, 79'), Sabin Merino (Perea, 71').

Espanyol

Diego López; Miguelón, Calero (Lluís López, 55'), Cabrera; Pedrosa; David López (Pol Lozano, 66'), Fran Mérida (Óscar Gil, 46'); Embarba, Darder, Puado (Keidi Bare, 76'); De Tomás (Wu Lei, 66').

Goles

1-0 M.41 Bastón. 2-0 M.47 Arnaiz.

Árbitro

Muñiz Ruiz (gallego). TA: Rubén Pérez / Miguelón (2A, 44'), Darder

Campo

Butarque. A puerta cerrada.

Sembró una propuesta conservadora y recogió racanería. El Espanyol se olvidó del balón y el fútbol, ese pecado imperdonable, suele castigarlo. La pócima de Dani Pendín, encargado de la estrategia blanquiazul, es exitosa, aunque el equipo abuse en demasía de ella. El peligro perico llegó a pelota parada, como viene siendo habitual. 

Javi Puado impactó sin precisión el balón en un servicio desde la esquina, en la primera aproximación catalana. Para entonces, Sabin Merino, a los escasos segundos, y Jose Arnaiz ya habían enseñado los dientes. La oportunidad más clara de los blanquiazules llegó en una falta directa ejecutada por Embarba. El madrileño golpeó de derechas y dejó el travesaño de Butarque pidiendo clemencia.

El Espanyol se desmoronaría en seis minutos. Del 41 al 47. David López falló un control en la medular, Pardo lanzó el ataque y cedió para que Bastón, tras domarla con la derecha, fusilara de zurda a Diego. La expulsión a renglón seguido de Miguelón tras derribar a Arnaiz fue el mazazo definitivo. El delantero talaverano, el mejor de los pepineros, agradeció un error de Calero para ridiculizar a la otrora sólida retaguardia espanyolista. Diego López ha encajado seis goles en los últimos cuatro partidos. Afortunadamente para los intereses pericos, el Leganés no buscó sangre. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil