El Espanyol lidera con RDT el derbi contra el Sabadell

El conjunto blanquiazul derrotó por la mínima alos de Antonio Hidalgo gracias a un solitario gol y duerme líder

Los arlequinados se van de vacío del RCDE Stadium y ven cortada una racha de nueve partidos sin conocer la derrota

Francesc Ripoll

"Solo me quita el sueño ganar al Sabadell”, decía Vicente Moreno en la previa del partido. Pues el de Masanasa va a dormir tranquilo. Un solitario gol de Raúl de Tomás decidió el derbi y permite al Espanyol dormir líder, a la espera de lo que hagan Mallorca y Almería, que se enfrentan mañana. Segundo triunfo consecutivo para los blanquiazules, que despiertan de su pesadilla y vuelven a soñar con la primera plaza. La otra cara de la moneda, el conjunto arlequinado. Pierden nueve partidos después y ponen punto y final a una buena racha, aunque dejaron buenas sensaciones en el RCDE Stadium. Jugando así, los resultados llegarán. Seguro.

FICHA TÉCNICA

Liga Smartbank

ESP

1-0

CES

Espanyol

Diego López; Óscar Gil, David López, Cabrera, Pedrosa; Bare, Darder (Dimata, 70'); Embarba (Vadillo, 70'), Puado, Melamed (Fran Mérida, 62') y RDT (Pol Lozano, 91').

Sabadell

Mackay; Victor García, Óscar Rubio, Juan Ibiza (Sánchez, 69'), Grego, Josu (Cornud, 65'); Undabarrena (Ángel, 79'), Boniquet (Adri Cuevas, 65'); Juan Hernández (Edgar Hernández, 79'), Guruzeta y Stoichkov.

Goles

1-0 M.52 RDT.

Árbitro

Ocón Arráiz. TA: Vadillo (76'), RDT (82'), Pedrosa (85') y Fran Mérida (94').

Incidencias

Partido disputado en el RCDE Stadium.

Ya lo dicen. Si algo funciona, para qué tocarlo. Vicente Moreno repitió el once que asaltó Son Moix con la única novedad de Óscar Gil, entrada obligada a causa de la baja de Miguelón. Más cambios introdujo Antonio Hidalgo, donde destacaba la ausencia de Álvaro Vázquez, que se quedó fuera de la lista por molestias y por ende, sin enfrentarse a su exequipo.

El guion del partido presagiaba un inicio dominante del Espanyol, acostumbrado a mandar sobre el césped. Así fue. Poco tardó en adueñarse del balón y empezar a marcar los tempos. Eso sí, con falta de aguijón. Solo un centro-chut de Darder inquietó a Mackay, que tuvo que meter la mano para evitar el primero. Los arlequinados, agazapados, dieron el susto pasados diez minutos, cuando Guruzeta culminó un contraataque de manual que el asistente anuló por fuera de juego previo. Esa acción espoleó a un Sabadell que empezaba a creer que le podían competir de tú a tú a uno de los gigantes de Segunda.

Se igualó el encuentro, que entró en una fase sin un dominador claro. Lo que más brilló fue el muro defensivo que construyó el cuadro de Antonio Hidalgo. Sólido, solidario y sin miedo a las salidas veloces a la contra, echaba por los suelos todas las intentonas blanquiazules, que veían como Cabrera remataba a la madera en la ocasión más clara del primer tiempo. RDT y compañía, faltos de 'punch', pisaron el acelerador en el tramo final, pero daba la sensación de que faltaba algo más para generar peligro real.

Pero si algo bueno tiene el delantero madrileño es que es un hombre de gol. Vive por y para él. Y puede parecer ausente, pero termina apareciendo cuando más lo necesita. Ya tras el receso, metió la testa para rematar al fondo de las mallas un córner botado por su mejor compañero, Adrián Embarba. Mismo mérito tuvo la posterior parada de Diego López. Manopla salvadora que evitó el empate tras una preciosa jugada de Stoickhov.

Tras el gol, quiso apaciguar las aguas el Espanyol, calmando el juego y dejando pasar los minutos. Pero bajaron el ritmo y lo aprovechó el Sabadell, que hizo un pase al frente y empezó a bombardear el área perica a base de centros de lo más peligrosos, todos desbaratados por el guardameta gallego. Los blanquiazules apretaron los dientes y se terminaron llevando el derbi.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil