Sport.es Menú

El Espanyol no entiende de resacas

Tras lograr la clasificación para la fase de grupos de la Europa League, el cuadro blanquiazul vuelve a la realidad liguera, donde necesita ganar

Gallego podrá contar ya con el recuperado Naldo pero no con Adrià Pedrosa, todavía con molestias

Javi López, capitán del Espanyol
Javi López, capitán del Espanyol | EFE

Esto no para. Es lo que tiene jugar en tres competiciones. Domingo, jueves, domingo, jueves y así hasta que caes. Las piernas no tienen mucho tiempo para descansar pero a cambio vives la ilusión de jugar en Europa. El cuadro de Gallego logró el jueves el primer gran objetivo de la temporada: entrar en la fase de grupos de la Europa League. 

Hizo historia puesto que el club necesitaba volver a sentirse europeo. Pero la historia no deja de ser eso, historia. En esto del fútbol no vale lo que hiciste ayer sino lo que puedes hacer hoy. Y hoy el Espanyol tiene una prueba de fuego en la competición de la regularidad. El cuadro de Gallego ya ha demostrado con creces que en Europa es un equipo solvente y que sabe competir pero ahora toca volver a la realidad liguera, esa donde el equipo todavía no ha logrado ganar.

Y lo peor han sido las sensaciones. Sin buen juego ni pegada, el cuadro de Gallego sucumbió ante el Sevilla en el RCDE Stadium y no pudo pasar del empate ante el Alavés en Mendizorroza en un partido aburrido y sin ocasiones para los blanquiazules. 

No valen las excusas

La falta de pólvora ha lastrado al Espanyol en este inicio de temporada en liga y el Granada puede ser un rival propicio para que esas malas sensaciones desaparezcan. Para ello, David Gallego no podrá contar con Adrià Pedrosa, todavía renqueante, y Dídac se perfila como el dueño del lateral zurdo.

El que sí estará será Naldo, que apunta a titular junto a un Calero que ya se ha hecho con el mando del eje de la zaga. Ante el Zorya, el excentral del Valladolid fue uno de los más destacados junto a un Marc Roca indiscutible en el pivote. Se esperan algunas rotaciones en el equipo y más viendo la enorme exigencia que está teniendo en este inicio de temporada para los blanquiazules.

No hay tiempo para lamentarse, no hay tiempo para las excusas. Dicen que el campeonato liguero es el que te da de comer y ahí el Espanyol debe apretar los dientes porque toca empezar a alzar el vuelo. El Granada llega con ganas. Veremos. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil