Diego López, un veterano de plata en Primera

Después de la retirada de Nino en el Elche cuando acariciaba los 41 años, sólo Joaquín superará en edad al portero, 105 días menor que él

A pesar de las 40 primaveras que va a cumplir en noviembre, Diego López apunta a seguir siendo un pilar en el once de Vicente Moreno

Diego López, durante un entrenamiento
Diego López, durante un entrenamiento | Espanyol

Roger Payró

Diego López volverá a Primera desde la categoría de plata haciendo honor a la división que ha dejado atrás. No por el título de campeón y de Zamora con los que llegará bajo el brazo, ni por sus tonos canosos de su frondosa melena, sino por el hecho de que será el segundo jugador más veterano de LaLiga. Después de la retirada de Nino, anunciada justo tres días antes de cumplir 41 años, el guardameta del Espanyol sólo se verá superado en el ranking por Joaquín Sánchez. 105 días separan a ambos, que jugarán en la máxima categoría del fútbol español con 40 primaveras.

Las cumplirá el del Puerto de Santamaría el próximo 21 de julio, mientras que el de Paradela lo hará a finales de año, el 3 de noviembre. Joaquín, renovado hasta 2022 hace apenas dos semanas, seguirá incombustible junto con el meta blanquiazul. Su prolongación del contrato no es oficial pero sí oficiosa, una vez desvelaron los compañeros de ‘La Grada’ hace mes y medio que cumplió el mínimo de partidos establecido para que su continuidad se activara de forma automática.

Sea como fuere, la continuidad de Diego sólo puede leerse como una buena noticia. Su relevo en la portería llegará más pronto que tarde, pero apunta a seguir siendo pieza clave en el once de Vicente Moreno en la que será su sexta temporada consecutiva en el RCDE Stadium. En la quinta, la del ansiado regreso a la élite, ha seguido contribuyendo de forma inestimable.

Cierto es que ha tenido algún que otro error, pero ninguno ha pesado más que las meritorias intervenciones que ha acumulado a lo largo de casi todas las jornadas de la fase regular de Segunda. Jugó 39 de las 42 el gallego, encajando sólo 24 goles y dejando hasta en 20 ocasiones su portería a cero. Guarismos que hablan muy bien de él y de la faceta defensiva del equipo, todo sea dicho.

Nunca le ha gustado ser el centro de atención. Trabaja en silencio y de hecho, cuando en abril se le preguntó en rueda de prensa si el matrimonio entre él y la entidad blanquiazul viviría un nuevo capítulo en Primera, el meta fue meridiano: “Lo importante es que el Espanyol esté, con o sin Diego López”. Ahora ya sabemos que sí. ¿Por cuánto tiempo? Por su parte, mucho más. “Voy a intentar seguir más años. Hasta que vea que me cuesta ir a entrenar o que soy muy malo y no paro ni una tendré ganas de seguir jugando. Estamos muy contentos aquí en Barcelona”, reconocía el propio meta posteriormente -hace cosa de un mes- en ‘El Larguero’. Quizás permanecerá lo suficiente como para que termine siendo un veterano de oro.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil