Sport.es Menú

Diego López salva el empate

Dos paradones del meta fueron suficientes para salvar un punto en un aburrido duelo en el que debutó Corchia

El Espanyol no tuvo ocasiones para abrir el marcador y el Alavés esperó para apretar al final

Diego López volvió a sacar el cerrojo para asegurar un punto. En un duelo aburrido, monótono y sin ocasiones, fue el Alavés el que estuvo cerca de llevarse la victoria. Esperó hasta el descuento para tener dos oportunidades que tan solo el meta gallego sabe cómo no acabaron en el fondo de la red. Al final, al Espanyol siempre le sale un héroe. Esta vez le tocó el turno a Diego López. 

Albert Gracia

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

ALA

0-0

ESP

Alavés

Pacheco; Martín, Rodrigo Ely, Duarte, Adrián Marín; Wakaso, Pina, Manu García (Joselu, 55'); Aleix Vidal, Lucas Pérez (Pere Pons, 81') y Luis Rioja (Sainz, 68').

Espanyol

Diego López; Corchia (Javi López, 90'), Naldo, Calero, Dídac; Víctor Sánchez, Marc Roca, Darder; 'Monito Vargas', Campuzano (Ferreyra, 81') y Melendo (Wu Lei, 72').

Goles

No hubo.

Árbitro

Prieto Iglesias (navarro). T.A.: Pina (7'), Wakaso (40'), Aleix Vidal (84') / Dídac (55').

Incidencias

Mendizorrotza (14.567 espectadores).

No hacía mucho calor en Mendizorrotza. Y menos mal. Si no, haber visto la primera mitad se hubiera convertido en un auténtico infierno para los aficionados. No hubo goles, pero es que tampoco hubo ni un solo disparo a puerta en unos primeros 45 minutos de disputas, juego subterráneo y control estéril.

El Espanyol fue el que intentó dominar pero de poco sirve tener la pelota si a los hombres que marcan la diferencia no les llegan balones. Melendo, Darder y Vargas se pasaron toda la primera buscando espacios para recibir pero el buen planteamiento defensivo del Alavés maniataba la magia blanquiazul.

Vuelta al 4-3-3

Gallego cambió de esquema y apostó por el 4-3-3 de Rubi con Campuzano arriba, acompañado de Melendo y 'Monito' Vargas. Fiel a las rotaciones, el técnico también dio entrada a Corchia, que demostró tener que acoplarse todavía. Dejando formaciones a un lado y volviendo a la salsa del fútbol, el Espanyol arrancó el encuentro intentando ser el protagonista y buscando su ya habitual juego combinativo, una receta a priori acertada ante la presumible presión 'babarroza'.

Aun así, Garitano buscó sorprender de otro modo. Le cedió todo el balón a los blanquiazules y esperó el error para salir a la contra. Presión suave arriba y a morder en el centro del campo. Con ello, el Espanyol se topó una y otra vez con el muro del Alavés, al que no logró toser puesto que no tiró ni una vez a puerta en la primera mitad.

Campuzano era una auténtica isla arriba batallando con toda la zaga rival. Tampoco disparó demasiado el Alavés, aunque gozó de una ocasión muy clara con un derechazo de Aleix Vidal tras un error en salida de balón de Marc Roca. Los aficionados empezaron pletóricos pero terminaron con la mirada perdida. Era como para aburrirse. 

Sin cambio de rumbo

En la reanudación, se esperaba que el partido cogiera algo más de ritmo pero lo cierto es que la monotonía volvió a apoderarse del encuentro. Al menos en los primeros minutos. Viendo lo visto, Gairtano buscó algo diferente y ubicó a Joselu cerca de Lucas Pérez. Gallego se lo miraba. Aun así, ni el cambio de esquema del Alavés provocó una avalancha de ocasiones. 

De hecho, no llegaron hasta el final del partido. Antes, el Espanyol tan solo había creado algo de peligro con un disparo con la zurda de Corchia y un par de intentonas de Wu Lei, que salió junto a Ferreyra para tratar de rascar los tres puntos. Hasta que llegó el tiempo de descuento y al Alavés le dio pro apretar y tener dos ocasiones claras que Diego López se encargó de repeler. Primero ante el disparo dentro del área de Sainz y luego tras una volea de Duarte a la salida de un córner. Dos paradones que le dieron un punto a su equipo en un duelo aburridísimo. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil