El del Espanyol, un banquillo muy caliente

Desde que Chen Yansheng se hizo con el club en enero de 2016 han habido hasta ocho cambios de entrenador en el Espanyol

Rubi fue el único de todos ellos que se marchó por voluntad propia tras pagar el Betis el importe de su cláusula

Rufete dirige su primer entrenamiento | EFE

La aciaga temporada del Espanyol ha hecho que hasta cuatro técnicos se sienten en el banquillo blanquiazul. Una cantidad de récord que no hace más que engrosar la lista de preparadores que han pasado por el club perico desde que, en enero de 2016, Chen Yansheng se hiciera con la presidencia de la entidad: hasta ocho cambios de entrenador en total.

SPORT.es

David Gallego, Pablo Machín, Abelardo y Rufete se suman a Rubi, Quique Sánchez Flores y Constantin Galca. Además, Gallego acabó el curso 2017/18 como preparador del primer equipo, con lo que la de esta campaña ha sido su segunda incursión en el banquillo del primer equipo del Espanyol. De todos los comentados, hasta cinco de ellos fueron destituidos, siendo Rubi el único que se marchó de manera voluntaria tras abonar su cláusula de rescisión.

Un asiento incómodo

El aterrizaje de Chen Yansheng en el Espanyol llegó poco después de que Sergio González fuera fulminado en diciembre de 2015, a pesar de mantener al equipo en la zona media de la tabla, con tres puntos de margen sobre el descenso. La venta de las acciones de Daniel Sánchez Llibre a Mr. Chen poco después envolvieron todavía más de polémica al cese del actual entrenador del Valladolid, que fue sustituido en el cargo por Constantin Galca

La etapa del rumano al frente del Espanyol estuvo plagada de sinsabores y goleadas en contra, pero el equipo acabó salvando la categoría, aunque el entrenador no el puesto. Seis meses duró el exfutbolista en el cargo. Chen Yansheng estaba dispuesto, empezando una campaña desde el inicio, a hacer que el Espanyol diera al fin un salto de calidad.

Abelardo, el último entrenador destituido por Chen Yansheng | EFE

Y lo dio, ya que el elegido para llevar al siguiente nivel fue Quique Sánchez Flores, pero en su segunda campaña al mando un coqueteo en plena temporada con el Stoke City y una serie de malos resultados acabó con su despido. David Gallego, entrenador del filial por aquel entonces, acabó el curso en el banquillo del primer equipo con nota.

Pero el elegido para comandar el equipo en la 2018/19 fue Rubi, que devolvió la sonrisa a los pericos al clasificar al equipo para la Europa League. Semanas después, se la quitó al marcharse al Betis.

Y tras ello, un desastre que se veía venir desde el primer encuentro liguero. Ninguno de los tres entrenadores que ha pasado por el banquillo ha sido capaz de reanimar al equipo; ahora Rufete intenta obrar un milagro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil