Son Moix ahoga al Espanyol en la Copa

Los de Vicente Moreno se despiden de la Copa tras caer ante el Mallorca

Kubo se apuntó un golazo y Puado descontó, pero no fue suficiente

Acción del tiro libre de Kubo
Acción del tiro libre de Kubo | EFE

El sueño finalizó. El Espanyol se despidió de la Copa del Rey tras caer en Mallorca por 2-1, luchando hasta el final pero con un tino desafortunado que les termina echando del torneo. 

FICHA TÉCNICA

Copa del Rey

MLL

2-1

ESP

Mallorca

Riquelme; Costa, Russo, Valjent, Oliván; Sevilla (Battaglia, 73'), Ruiz de Galarreta (Sedlar, 90'); Kubo (Kang-In Lee, 82'), Rodríguez, Amath; Prats (Hoppe, 83').

Espanyol

Diego López; Óscar Gil (Loren, 67'), Sergi Gómez, Cabrera, Pedrosa; Aleix Vidal, Keidi Bare (Morlanes, 67'), Darder, Puado; Dimata (Melendo, 46'), De Tomás.

Goles

1-0 M. 32 Kubo. 2-0 M. 60 Prats. 2-1 M. 68 Puado.

Árbitro

Jaime Latre (aragonés). TA: Costa (9'), Ruiz de Galarreta (75'), Battaglia (82'), Kang-In Lee (90') / Sergi Gómez (31'), Puado (70'), Aleix Vidal (80'). TR: Pedrosa (2A, 90').

Incidencias

Octavos de final. Son Moix.

La paridad que se preveía desde la previa se terminó confirmando en los primeros minutos de partido. Los planteamientos de Moreno y García Plaza se anulaban en la zona medular, dejando las opciones de gol a cuentagotas.

La primera para el local, con un remate lejano y muy desviado de Jaume Costa. Pedrosa tuvo una mejor, pero su derechazo fue tranquilamente detenido por Leo Román, que luego tuvo que resignarse a mirar un disparo fortísimo de Raúl de Tomás que pasó rozando el travesaño.

Con los minutos, se fue tornando cada vez más trabado el partido, obligando a la intervención de Jaime Latre para que no pasara a mayores. Son Moix retumbó reclamando una falta de Sergi Gómez que el colegiado aragonés saldó con tarjeta amarilla.

Y de ahí, Take Kubo sacó oro: ejecución perfecta con la zurda para colarla en la portería de Diego López. Su estirada fue en vano, igual que los esfuerzos blanquiazules por igualar antes del descanso.

Intentó meter mano Vicente Moreno para cambiar la historia. Melendo al campo en reemplazo de Dimata, de muy espesa primera parte. Y el mediapunta mostró su declaración de intenciones en la primera pelota que tocó: combinación con De Tomás, que impactó desde fuera y le puso miedo en el cuerpo a Leo Román, aunque se marchó fuera el remate.

Pero el guion cambió. Ahora las áreas tenían mucha más presencia. Los bermellones intentaban aprovechar los espacios pericos, y lo propio hacía el Espanyol con la presión en campo rival.

Provocaron un error monumental de Salva Sevilla que le quedó a Keidi Bare, aunque el remate del albano se marchó a las nubes. Y respondió el Mallorca con otra recuperación que terminó con un disparo de Amath a las manos de Diego López.

Sigue la Copa del Rey por DAZN. ¡Suscríbete ahora, tienes un mes de prueba gratis!

Y tendrían revancha los locales apenas minutos después con un envío desde el córner. Salva Sevilla la puso en la cabeza de Abdón Prats, que impactó a la esquina imposible para el portero espanyolista y aumentó la ventaja. Con media hora por delante, iba a ser titánico el trabajo para remontar la eliminatoria.

Igual de titánica que fue la decisión de Jaime Latre minutos después. Un envío de tiro libre que cazó Puado en el área terminó en el descuento blanquiazul, una jugada tan rápida que ni advirtieron los zagueros del Mallorca.

El árbitro había autorizado, pero entre la dudosa posición de Javi y las protestas de los baleares terminaron por ir al VAR durante casi cinco minutos. La resolución fue favorable al espectáculo, con el gol del Espanyol y mucho partido por delante para las emociones.

Así fue: un final no apto para cardíacos. Los golpes iban y venían en un partido con desenlace frenético. La última jugada fue prueba de ello: un envío de Loren que Sergi Gómez remató buscando el empate. La agonía no tuvo buen destino, y se la dejó a Román en las manos. Igual que la clasificación.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil