Calero: "Con nombres no se iba a llegar a ningún lado"

El zaguero confesó que Vicente Moreno les aseguró que debían dar un paso al frente en un "nuevo reto" tras el descenso a Segunda

Por su parte, Melendo añadió que el técnico “nos cambió el chip, sobre todo mentalmente. Nos hizo creer en su idea”

Calero durante un entrenamiento
Calero durante un entrenamiento | Sport.es

Óscar Melendo y Fernando Calero hicieron un último repaso a lo que ha sido la temporada del ascenso del Espanyol, objetivo que se fijaron todos en el club después del desastre anterior en Primera. Sobre ese logro, el papel de Vicente Moreno, el ‘MVP’ Keidi Bare y el apoyo de la afición charlaron ambos con un grupo de periodistas, entre ellos Senén Morán, que compartió el vídeo en su canal de Youtube.

“Es algo diferente pero muy bonito. Nos acoplamos muy bien a la Segunda División. Muchos equipos nos han plantado cara y las hemos pasado canutas”, recordó Melendo, nuevo en la categoría de plata a diferencia de su compañero. “Yo ya había jugado en Segunda un año y sabia de su dificultad”, apuntó Calero, que empezó a dar con las claves del regreso a la élite.

“Baso el buen año sobre todo en el comienzo. Veníamos en una dinámica muy mala del año pasado pero salimos a por toda. El inicio fue bueno y sabia que haciendo las cosas así íbamos a estar arriba”, explicó. Después de algunas semanas titubeantes, el cuadro blanquiazul puso la directa a partir de mediados de marzo. “La racha que encadenamos que fue la que nos puso ahí arriba. Dimos el do de pecho y lo conseguimos antes de lo que esperaba todo el mundo”.

Preguntado por el mejor momento del curso, Melendo incidió en que “la semana del ascenso fue muy bonita” y ahí se destapó Keidi Bare como maestro de ceremonias. “Fue un descubrimiento. Fuera del campo es completamente diferente, fue el rey de la fiesta”, dijo el zaguero.

Pero para figura, la de Vicente Moreno. Mediapunta y central solo tuvieron palabras de reconocimiento. “Era un inicio bastante complicado pero dijo que aquí empezaba un nuevo reto y que con nombres no se iba a llegar a ningún lado. Nos inculcó la ambición de querer ser mejor como equipo”, aseveró Calero, a lo que Melendo añadió que “nos cambió el chip, sobre todo mentalmente. Nos hizo creer en su idea”. 

Quien deberá seguir el ejemplo del equipo masculino es el femenino. Las de Rubén Casado estaban virtualmente descendidas tras el 4-1 contra el Atlético y el 1-2 del Eibar ante el Logroño de hoy lo certificó. Primera vez en la historia que baja.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil