El City de Pep conquista la Carabao Cup

El Manchester City se proclamó campeón de la Copa de la Liga gracias a un cabezazo de Laporte en el tramo final de partido

Los de Guardiola llegaron a abrumar a un Tottenham que se centró en resistir, pero no les bastó. Es la cuarta Carabao Cup seguida del City

El Manchester City se lleva el primer título de la temporada: la Carabao Cup, ya casi una tradición para un Guardiola que acumula cuatro campeonatos consecutivos. En esta ocasión Wembley tuvo un héroe quizás inesperado: Aymeric Laporte. El central francés decidió la final con un cabezazo a ocho minutos para el final, la solución a un sinfín de ocasiones marradas ante la resistencia del Tottenham, y un chute de confianza de cara a las semifinales de la Champions League.

FICHA TÉCNICA

Carabao Cup

MCI

1-0

TOT

Manchester City

Steffen; Walker, Rúben Dias, Laporte, Cancelo; Gündogan, Fernandinho (Rodri, M.87), De Bruyne (Bernardo Silva, M.88); Mahrez, Foden, Sterling.

Tottenham

Lloris; Aurier, Dier, Alderweireld, Reguilón; Winks, Hojberg (Dele Alli, M.87), Lo Celso (Sissoko, M.67); Lucas Moura (Bale, M.67), Kane, Son.

Goles

1-0 M.82 Laporte.

Árbitro

Paul Tierney. TA: Laporte (M.45), Fernandinho (M.59) / Reguilón (M.27).

Estadio

Wembley. 8.000 espectadores.

 

Los 'spurs' fueron claramente superados sobre el césped, abrumados por momentos, pero capaz de hacer lo más difícil: resistir hasta el final. La primera mitad fue un sinfín de ocasiones del Manchester City: primero Sterling percutiendo a Aurier sin parar, hasta ver como Dier despejaba un gol sobre la línea. Foden pasó por lo mismo: su disparo a bocajarro lo salvaron Alderweireld y el poste. Y Mahrez lamió la escuadra de Lloris al borde del descanso.

 

Ryan Mason recuperó a Kane para la final, pero el inglés apenas tocó el balón. Llegó al descanso siendo el jugador con menos toques de balón. Más incidencia tuvo De Bruyne. Pep recuperó a su estrella, que jugó 88 minutos para acabar dando el pase del gol.

 

La sumisión del Manchester City encontró algo de tregua a la reanudación. Steffen hizo su primera intervención a tiro de Lo Celso, pero los de Guardiola rápidamente retomaron el guión. Los de Ryan Mason dieron un paso atrás, incapaces de presionar al City, sacando agua como podían. Lloris sacó otra mano prodigiosa a disparo de Mahrez, y la voluntad de Sterling seguía chocando con su imprecisión.

 

Hasta que De Bruyne sirvió la solución. El belga sacó una falta lateral convertida en caramelo para que Laporte, imponente, ganara en el salto. Peinó el balón para que se colara en el mar de piernas ‘spurs’, y deshiciera la resistencia londinense. Bajaron los brazos los de Mason, que no volverían a ver el balón hasta que el City de Guardiola, por cuarto año seguido, levantó un trofeo al cielo de Wembley.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil