Elena Fort: “Bartomeu no se creyó demasiado el ‘Més que un club’”

La integrante de la candidatura de Joan Laporta considera que "es muy importante incentivar la presencia de las socias en el día a día del Barça"

"No estamos hablando de un proceso mágico, sino de una transformación lenta que hay que llevar a cabo", remarca sobre la igualdad de género

Elena Fort, durante un acto de la candidatura de Joan Laporta
Elena Fort, durante un acto de la candidatura de Joan Laporta | Valentí Enrich

Jordi Carné

Joan Laporta se ha rodeado de personas de su máxima confianza para intentar volver a alcanzar la presidencia del FC Barcelona. En su candidatura hay algunos de los miembros que ya lo acompañó en su primera etapa al frente del club azulgrana, entre ellos Elena Fort, que trabajará en el área social de la entidad y formará parte de la comisión encargada de tomar decisiones sobre la reforma del Camp Nou en caso de que ‘Estimem el Barça’ gane los comicios del próximo 7 de marzo, que según su opinión “llegan muy tarde”

¿Cómo pretende la candidatura de Laporta normalizar el papel de la mujer en el día a día del club?

No podemos prometer que lo conseguiremos, pero sí que podemos decir que aspiraremos a ello. Es muy importante incentivar la presencia de las socias en el día a día del Barça, y esto se puede hacer con bonificaciones a las familias monoparentales y las numerosas que permitan que las mujeres se sientan impelidas a integrarse en el club. Cuando el Espai Barça sea una realidad podremos convertir los partidos en experiencias de todo un día y no solo de unas horas. Mientras tanto, y después de la pandemia, tendremos que hacerlo mediante las ‘fan zones’ y este tipo de iniciativas. Sea como sea, hay que tener en cuenta que esta cuestión se alcanzará en el largo plazo. La naturalización de la presencia de la mujer en el Barça no será un asunto inmediato.

En esta ecuación que plantea hay dos incógnitas. Por un lado, el acierto de la entidad a la hora de persistir en este tema. Por el otro, la respuesta de las socias.

Quizás es un cliché, pero por la experiencia que tengo puedo decir que tenemos que trabajar para que sean las niñas las que se integren en el día a día. Seguramente, yo soy como soy porque mi padre me hizo socia cuando nací y me llevó al campo al cabo de pocos meses. Yo vivo el Barça porque así me lo han enseñado en mi casa. Tenemos que conseguir que las niñas quieran ver los partidos, jugar, abonarse... No estamos hablando de un proceso mágico, sino de una transformación lenta que hay que llevar a cabo. Y el Barça tiene que hacer todo lo que pueda para hacerlo.

¿Entiende las críticas a Laporta por tener una única mujer en su candidatura?

Sinceramente, no. Las entendería si analizara esta cuestión desde un punto de vista cuantitativo. No se trata de un número, sino de incluir en el proyecto la determinación y el compromiso de que la mujer participe en la actualidad de la entidad desde dentro y de forma transversal. Desde la directiva hasta las posiciones ejecutivas y las administrativas. Si planteamos este tema como un aspecto cuantitativo, nos equivocamos. Yo estaría muy contenta de que el Barça tuviera cinco mujeres en su junta, pero lo importante es la función que tendrán, en qué ámbitos trabajarán y el poder decisorio que ejercerán.

El mundo del fútbol está muy masculinizado. ¿Hasta qué punto es importante que el Barça reme a contracorriente para revertir esta realidad?

Históricamente, el club siempre ha ido muy avanzado en esta materia. Tuvimos socias, directivas y ejecutivas antes que nadie. Íbamos más avanzados que nadie. Ahora, sin embargo, no estamos al frente de esta lucha. Es importante volver a ser pioneros. El deporte en general está muy masculinizado por un motivo cultural y tenemos que trabajar para dar la vuelta a esta inercia. Al fin y al cabo, no obstante, el proceso tiene que ser natural. Todo el mundo está capacitado para realizar las funciones de gobierno de un club.

¿Cuánto tendremos que esperar para ver una candidata a las elecciones del Barça o una presidenta?

A mí me gustaría que fuera pronto. Yo creo que de cara al próximo mandato, de aquí a cinco años, es posible que alguna mujer aspire a dirigir la entidad. Tengo que reconocer que en los últimos años las directivas que ha habido han trabajado muy bien en esta cuestión y han dado continuidad a lo que nosotros iniciamos durante el primer mandato de Laporta. Sobre todo Maria Teixidor.

En los últimos años también se ha potenciado mucho el equipo de fútbol femenino. Ha dicho más de una ocasión que en este apartado está satisfecha con el legado de Bartomeu. ¿Qué se tiene que hacer para el conjunto de Lluís Cortés haga ese último paso que lo equipare con el referente, el Olympique de Lyon?

Es que realmente estamos a solo un paso. Hay que continuar apoyando al equipo y confiando e invirtiendo en la sección para que podamos luchar para ganar la Champions. En la Liga la diferencia respecto al resto de clubes es abismal. Si se siguen haciendo las cosas bien, será cuestión de tiempo que levantemos algún trofeo continental.

En la presentación de su proyecto social, Laporta dijo que quiere introducir un mensaje solidario en la camiseta. ¿Qué fórmula usarán para hacerlo en un momento de máxima complejidad económica? El candidato nombró la posibilidad de la publicidad indirecta.

Nosotros queremos que el Barça se implique en todas las luchas contra las desigualdades, la violencia, la xenofobia... Que el club sea pionero en compromiso social y que esté al lado de la gente y sus problemas. Estamos muy orgullosos del acuerdo con Unicef en nuestra primera etapa, pero ahora queremos ir más allá. Permíteme que no dé más detalles. La fórmula de la publicidad indirecta es una de las posibilidades. De hecho, el año 2010, al final de nuestro anterior mandato, ya teníamos esta opción sobre la mesa. Desde 'Estimem el Barça' estamos dejando muy claro en todo momento que, sobre esta cuestión y todas las otras, sabemos lo que queremos y tenemos que hacer, pero también que no podremos hacer una fotografía de la situación actual del Barça hasta que lleguemos al club en caso de que ganemos las elecciones. Seguramente, por ejemplo, no podremos incluir el mensaje solidario en la camiseta la próxima temporada.

¿Qué hay que cambiar de la Asamblea de Socios Compromisarios?

Según mi punto de vista hay dos cuestiones. En primer lugar, es importante fomentar la participación en el órgano soberano de muchas decisiones que se toman en el Barça. Nadie tiene la varita mágica, pero tenemos que buscar fórmulas para contar con 4.000 compromisarios en vez de 400. La medida que seguro que tomaremos será la de ampliar la lista de suplentes para que todo el mundo que quiera ser compromisario lo pueda ser. Por el otro lado, creemos que hay que universalizar algunas decisiones mediante referéndums. De esta forma también conseguiremos que el socio forme parte de la vida diaria del club.

En este momento complicado para el Barça en todos los sentidos es clave volver a acercar el club a su masa social. ¿Cómo se puede reforzar el sentimiento de pertenencia?

Por lo que sea, es obvio que hay un cierto distanciamiento entre la entidad y la afición. Tampoco hay ninguna duda de que los buenos resultados refuerzan el vínculo. Además, creo que cuando no permites a todo el mundo ser socio estás creando un club muy elitista y no envías un mensaje de estar abierto a la gente.

¿El 'Més que un club' se ha convertido en una herramienta de marketing?

Es evidente que la directiva de Bartomeu no se lo ha creído demasiado.

¿Por qué?

Porque el 'Més que un club' se vincula a unos orígenes, una idiosincrasia y una vinculación con el país y, en cambio, últimamente se ha basado más en cuestiones mercantiles y de comercialización.

¿Qué piensa de las críticas de Font y Freixa a Laporta por el tema de los debates? ¿Es tan electoralista querer pocos debates como presionar para hacer muchos?

Laporta no ha dicho que quiera hacer pocos debates. No tiene ningún problema al respecto. Él y los miembros de la candidatura haremos todos los debates pactados. Ha concedido más de 130 entrevistas y no sé cuántas decenas de encuentros virtuales con los socios. Hay gente que no quiso votar el 24 de enero y, a raíz del aplazamiento, hemos ido presentando el proyecto poco a poco. No tiene sentido hacer debates sin haber detallado la propuesta que presentaremos a los socios. El próximo jueves finalizaremos las presentaciones y hasta el día de las elecciones participaremos en tres debates, una cifra que considero suficiente para que los socios voten con conocimiento de causa.

¿Por qué se dice que Laporta no tiene proyecto?

A veces se venden relatos equivocados y absolutamente falsos. Por muchas veces que se repita algo no tiene por qué ser cierto. Las presentaciones temáticas de nuestros programas, que se pueden consultar en nuestra página web, demuestran que sí que tenemos proyecto. Puede gustar más o menos, pero no se puede decir que no tengamos un plan. Yo, por ejemplo, he trabajado mucho en la sección social y en el Espai Barça. Hay mucha reflexión y trabajo detrás de 'Estimem el Barça'.

¿La carrera electoral está siendo limpia?

Cada uno utiliza sus armas como considera oportuno, pero es mentira decir que Joan Laporta no tiene proyecto.

¿Teme que se ensucie un poco más en los últimos días antes de las elecciones?

Espero y confío que no sea así.

¿Qué papel tiene que adoptar el Barça en la situación política que vive Catalunya?

El Barça tiene que tener un papel relevante a la hora de estar al lado de la gente. Desde el punto de vista político siempre hemos mantenido el mismo discurso: el Barça tiene una historia, unos porqués, una vinculación directa con el catalanismo y, por tanto, tiene que estar donde esté el país. No con los partidos políticos, pero sí con el país.

¿Cómo valora el trabajo de la Fundació Barça en los últimos años?

Últimamente, la Fundació ha hecho muy buen trabajo, pero ha funcionado un poco al margen del club. Los socios no acaban de saber exactamente lo que se ha hecho. Podemos mejorar mucho en este sentido.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil