Ipurua vuelve a quedarse a cero

El Eibar estrelló dos pelotas contra el palo en los minutos finales

Dmitrovic salvó a los del Bajo Deba a disparos de Racic y Gameiro

Jonathan Moreno

Continúa la sequía en Ipurua, pese al día lluvioso que vivió Eibar. Los armeros no anotan en su estadio desde la visita del Athletic Club. 492 minutos desde que Kike García viera puerta por última vez. Ante el Valencia, dos pelotas al palo y Dmitrovic salvando los muebles a disparos de Racic y Gameiro. 

FICHA TÉCNICA

LaLiga

EIB

0-0

VAL

Eibar

Dmitrovic; Correa, Burgos, Bigas, Arbilla; Inui (Pozo, 70'), Edu Expósito, Sergio Álvarez (Recio, 88'), Bryan Gil; Muto (Enrich, 83'), Kike García.

Alavés

Jaume Doménech; Wass, Gabriel, Mangala, Lato (Thierry, 84'); Musah (Jason, 70'), Soler, Racic, Guedes; Vallejo (Gameiro, 70'), Maxi Gómez.

Árbitro

Estrada Fernández (catalán). TA: Burgos (42'), Arbilla (44'), Sergio Álvarez (69') / Racic (57'), Maxi (94').

Campo

Ipurua. A puerta cerrada.

Al margen de algún caracoleo de Bryan Gil y un centro de Maxi Gómez que no alcanzó Vallejo por milímetros, la primera mitad en Ipurua careció de calidad. Eibar y Valencia se enzarzaron en una batalla aérea. Pelotazo va, pelotazo viene, sin rasear el balón y obviando las porterías rivales. Ni Jaume ni Dmitrovic intervinieron. 

La vida de Bryan

Propuso y quiso la posesión el cuadro del Bajo Deba tras el receso. Todo giró en torno al talentoso de Barbate, sonrojando a Wass con su repertorio de fintas y sotanas. Fueron los che, no obstante, los que olfatearon el gol. Uros Racic cazó un mal rechace de Bigas con un voleón plástico y obligó a su compatriota Dmitrovic a meter un brazo portentoso. Pura sidarurgia serbovizcaína en la zurda del portero eibarrés, que, con la ayuda del travesaño, realizó una parada directa a los ‘highlights’ del año.

Subió la bilirrubina en los últimos minutos, aunque el marcador no bailó. Bryan Gil ejecutó una falta lateral con muy mala intención. El golpeo del gaditano comprometió a Jaume, quien se apoyó en el palo para evitar el 0-1. También besaría la madera Sergi Enrich en la salida de un córner ejecutado por el futbolista cedido por el Sevilla. Se desesperaba el balear. La última fue para los de Mestalla. Jason filtró hacia Gameiro y allí apareció Dmitrovic para agigantarse ante el galo. Pecho lata y peligro al limbo. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil