El Eibar se complica la vida

El equipo de Mendilibar no pudo pasar del empate ante el Leganés (0-0) y tras la victoria del Mallorca se sitúa a cuatro puntos del descenso

Las sombras de las ausencias de Orellana y Escalante, que acababan contrato con los armeros el 30 de junio, son alargadas

Tiene todavía deberes por hacer el Eibar a falta de tres jornadas para el final del campeonato. El equipo armero parecía salvado hace unos días, pero el empate de los de Mendilibar en Ipurua ante el Leganés (0-0) unido a la victoria del Mallorca contra el Levante aprieta la tabla por abajo de tal modo que ahora la distancia entre azulgranas y bermellones es de tan solo cuatro puntos cuando todavía restan nueve en juego. Las sombras de las ausencias de Orellana y Escalante, que acababan contrato el 30 de junio, son alargadas.

SPORT.es

FICHA TÉCNICA

LaLiga

EIB

0-0

LEG

Eibar

Dmitrovic; Correa (Cristóforo, 62'), Burgos, Bigas, Cote; Pedro León (Inui, 62'), Diop, Expósito, De Blasis; Sergi Enrich (Charles, 62'), Kike García (Quique González, 73').

Leganés

Cuéllar; Rosales, Bustinza (Awaziem, 89'), Tarín, Siovas, Silva; Rubén Pérez, Amadou; Ruibal (Eraso, 62'), Kevin; Guerrero (Assalé, 82').

Árbitro

Prieto Iglesias (Comité navarro). TA: Diop (46'), Correa (55') y Charles (73') / Bustinza (17'), Siovas (53') y Cuéllar (89').

Incidencias

Ipurua. A puerta cerrada.

Para afrontar el encuentro ante el Leganés Mendilibar dobló su apuesta y optó por un once mucho más ofensivo que el que presentó el vasco en la última jornada en el Sánchez Pizjuán. Pedro León y De Blasis ocuparon las bandas, mientras que en ataque el técnico se decantó por la dupla formada por Sergi Enrich Kike García. Una alineación bastante más natural que la de la derrota ante el Sevilla.

A cuentagotas, sin embargo, se pudo ver algo de fútbol en Ipurua. El que se vio, eso sí, lo generó el conjunto armero. Casi siempre de la mano de Pedro León, cuyos centros desde la banda derecha siguen causando pánico en las defensas rivales. La del Leganés no fue una excepción y un balón templadito del murciano a punto estuvo de llevarle a la ruina. El Eibar reclamó penalti en esa acción por unas posibles manos de Amadou, pero acertadamente el VAR entendió que no era necesario entrar al trapo.

Todo el bagaje ofensivo de los pupilos de Javier Aguirre en la primera parte fue un disparo de Ruibal desde el vértice del área que desvió Dmitrovic a córner en una intervención estupenda. 

ESFUERZO SIN PREMIO

Al ver que su equipo no terminaba de arrancar Mendilibar decidió mover ficha tras el descanso y realizó tres cambios de unas tacada: se marcharon al banquillo Correa, Pedro León Sergi Enrich, y saltaron al campo CristóforoInui Charles. Comenzó entonces el bombardeo sobre la portería de Cuéllar, pero faltaron ideas a los armeros en los últimos metros. Demasiados balones colgados sin ton ni son, demasiadas prisas cuando el choque pedía que lo vistieran despacio. 

Aun así, si hubo un conjunto que puso de su parte para desnivelar la balanza a su favor ese fue el Eibar, que insistió e insistió hasta que se quedó sin aliento. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil