¿Por qué los niños se tocan los genitales?

¿Por qué los niños se tocan los genitales?

¿Por qué los niños se tocan los genitales?
| Pexels

Estas conductas forman parte del desarrollo natural de los niños

Puede que nos hayamos fijado que nuestro hijo o hija pequeña se toca sus genitales. Esta acción que realizan los niños puede comenzar desde muy pequeños y no hay motivo de preocupación ni de alarma: es algo normal en su desarrollo. Pero ¿cuál es el motivo por el que lo hacen y ya desde que tienen tan poca edad? ¿Cómo debemos actuar ante estas acciones? Os contamos todas las claves

Este es el motivo por el que se tocan sus genitales desde edades tempranas

Del mismo modo que nuestro hijo o hija va creciendo, va siendo más consciente de su entorno y aprende a agarrar objetos, también aprende a cogerse su mano, su pie o sus genitales. Cuando los niños son muy pequeños, se tocan los genitales de la misma manera que se tocan el resto de partes del cuerpo. Es un proceso autoexploración de sus propio cuerpo. Así nos lo explica la sexóloga Lara Avargues: "El desarrollo psicológico y sexual de las personas comienza desde el nacimiento, donde se dan las primeras relaciones sociales. Desde que el niño es capaz de agarrar objetos (en torno a los 5 o 6 meses) es normal que inspeccione y toque sus genitales". "En la mayoría de los casos forma parte de su desarrollo evolutivo, del descubrimiento de su propio cuerpo y de nuevas sensaciones agradables", añade la experta.

Según la edad, puede significar una cosa u otra que se toquen los genitales

Si desde pequeños descubren que a partir de esta conducta pueden llegar a sentir placer, los niños puede que aprendan y repitan la conducta, ya que pueden "experimentar cierta excitación que les lleve al descubrimiento del placer mediante la masturbación”. "Esta conducta se puede presentar incluso en los lactantes (menores de dos años), cuando al quitarles el pañal, buscan tocarse los genitales, primero como parte de la exploración de su propio cuerpo y luego al obtener placer repiten la conducta”, añade Avargues. Es decir, esta masturbación temprana es un proceso natural que forma parte de la autoexploración del entorno y del cuerpo del niño. Más adelante, puede que repitan esta conducta porque han aprendido que realizándola obtienen placer, pero sin una connotación de deseo sexual.

Por el contrario, cuando comienzan los primeros cambios fisiológicos y psicológicos de la pubertad, esta masturbación adquiere otro significado, pues más allá de la autoexploración, nuestros hijos e hijas buscan placer por su creciente deseo sexual.

¿Cómo debemos actuar los padres?

Como familia, debemos ser conscientes de que esta conducta es algo natural en nuestros hijos. No están haciendo nada malo ni nada fuera de lo normal. El primer paso que debemos hacer para actuar de una forma comprensible es "estar en sintonía con uno mismo y darse tiempo a informarse y reposar distintas emociones para dar educación sexual”. Es decir, “revisar las emociones que nos causa el tema de la masturbación y la sexualidad en general para poder transmitir sin juicios y con respeto”, aclara la sexóloga.

Asimismo, es muy importante que no castiguemos a los niños por tener estas conductas. “Debemos evitar las reprimendas y castigos ante estas situaciones, sobre todo en públicoAdemás, una excesiva atención sobre una acción que en principio sería normal puede causar el efecto contrario y reforzar esa conducta. Por tanto, lo más adecuado es guiarles con una actitud y un tono cálido, diciéndoles que el autoplacer es un comportamiento que se debe llevar a cabo en la intimidad y no en público”.

Intentemos evitar frases como "no te toques eso" "¡qué haces, retira la mano de ahí" "eso no se toca", pues puede que a partir de estas oraciones adquiera una mala relación con su sexualidad en el futuro.

No obstante, si sentimos que no podemos manejar bien la situación, Lara nos recomienda “consultar a un profesional de la sexología o utilizar bibliografía específica para tratar el tema. Por ejemplo, el libro Cosquillas de Alba Barbé y Sara Carro”.