Inteligencia emocional: las 8 claves para entender y desarrollar esta capacidad

Inteligencia emocional: las 8 claves para entender y desarrollar esta capacidad

La gestión positiva
| Pexels

La inteligencia emocional nos permite reconocer y gestionar nuestras emociones, ¡y muchas más cosas!

Daniel Goleman es autor de Inteligencia emocional, un libro que se convirtió en un auténtico best-seller. Propuso la idea rompedora de que la gestión positiva de las emociones era más determinante para el éxito en la vida que el coeficiente intelectual.

Así ve Daniel Goleman la inteligencia emocional: recogemos sus reflexiones más importantes y la visión de nuestros expertos.

1.- La inteligencia no es solo racional, también hay inteligencia emocional

“En un sentido muy real, todos nosotros tenemos dos mentes, una mente que piensa y otra mente que siente, y estas dos formas fundamentales de conocimiento interactúan para construir nuestra vida mental“.

“El cerebro emocional responde a un acontecimiento más rápido que el cerebro racional”.

“El cerebro racional habitualmente no decide qué emociones deberíamos sentir”.

2.- Las emociones son poderosas y dominarlas nos convierte en personas con inteligencia emocional

“Todas las emociones son, en esencia, impulsos que nos llevan a actuar, programas de reacción automática con los que nos ha dotado la evolución”.

“El enfado es una emoción muy intensa que secuestra el cerebro. Cuando el enfado nos atrapa hace que se nos reorganice la memoria hasta el punto de que uno puede olvidarse, en plena discusión, de porqué ha empezado”.

“El control de la vida emocional y su subordinación a un objetivo resulta esencial para espolear y mantener la atención, la motivación y la creatividad”.

“Las emociones negativas intensas absorben toda la atención del individuo, obstaculizando cualquier intento de atender a otra cosa”.

“Dominar el mundo emocional es especialmente difícil porque estas habilidades deben ejercitarse en aquellos momentos en que las personas se encuentran en peores condiciones para asimilar información y aprender hábitos de respuesta nuevos, es decir, cuando tienen problemas“.

“Tal vez no haya habilidad psicológica más esencial que la de resistir al impulso”.

Begoña Ibarrola, autora de cuentos infantiles y psicóloga, subraya que “los seres humanos somos ante todo sensibles”. “Las emociones nos impulsan a actuar de una determinada manera e incluso a pensar de forma diferente”.

3.- Para Daniel Goleman, la inteligencia emocional es indispensable para llevar una buena vida

Si no dispones de unas buenas habilidades emocionales, si no te conoces bien, si no eres capaz de manejar las emociones que te inquietan, si no puedes sentir empatía ni tener relaciones estrechas, entonces da igual lo listo que seas, no vas a ir muy lejos”.

“Las personas con habilidades emocionales bien desarrolladas son más proclives a ser efectivas en su vida, pues dominan los hábitos de su mente que fomentan su propia productividad. Las personas que no pueden controlar su vida emocional mantienen luchas internas que sabotean su capacidad de trabajar con atención y una mente limpia”.

“En el mejor de los casos, el coeficiente intelectual parece aportar tan sólo un 20% de los factores determinantes del éxito”.

“La inteligencia académica no ofrece la menor preparación para la multitud de dificultades –o de oportunidades– a la que deberemos enfrentarnos a lo largo de nuestra vida”

“La infancia y la adolescencia constituyen una auténtica oportunidad para asimilar los hábitos emocionales fundamentales que gobernarán el resto de nuestras vidas.

“El autocontrol emocional –retrasar la gratificación y reprimir la impulsividad- están detrás de cualquier tipo de logro”.“Las emociones descontroladas pueden hacer a personas inteligentes unas estúpidas”

“En un mundo tan cambiante encontramos que la flexibilidad, la posibilidad de adaptarse al cambio es más importante que la experiencia”.

“El logro real no depende tanto del talento como de la capacidad de seguir adelante a pesar de los fracasos”

“Para tomar una buena decisión tenemos que aplicar sentimientos a los pensamientos”.

“Recordemos que la creencia básica que conduce al optimismo es que los contratiempos y los fracasos se deben a las circunstancias y que siempre podremos hacer algo para cambiar éstas”.

4.- La inteligencia emocional es un factor muy influyente en nuestra salud

“Las emociones perturbadoras y las relaciones tóxicas han sido identificadas como factores de riesgo que favorecen la aparición de algunas enfermedades”.

“Ayudar a las personas a manejar mejor sus sentimientos perturbadores –enfado, ansiedad, depresión, pesimismo y soledad- es una forma de prevención de enfermedades. Puesto que los datos demuestran que la toxicidad de estas emociones, cuando se cronifican, equivale a la toxicidad de fumar, ayudar a las personas a gestionar estas emociones mejor podría potencialmente tener un beneficio médico tan grande como conseguir que los fumadores abandonen el tabaco”.

Begoña Ibarrola nos ofrece claves para ofrecer a nuestros hijos un entorno emocionalmente sano. Este se basa en emociones positivas y respeto ante otro tipo de emociones, “que se sientan acogidos, valorados y en un entorno seguro y tranquilo”.

5.- La inteligencia emocional es determinante en el aprendizaje y del éxito académico

“La tensión emocional prolongada puede obstaculizar las facultades intelectuales del niño y dificultar así su capacidad de aprendizaje”.“El logro real no depende tanto del talento como de la capacidad de seguir adelante a pesar de los fracasos”.“El buen desempeño de un niño en la escuela depende del más básico de todos los conocimientos: cómo aprender. Se han descubierto siete ingredientes cruciales, relacionados con la inteligencia emocional: Confianza en sí mismo y en los demás, curiosidad, intencionalidad (el deseo de tener un impacto), autocontrol, conexión con los demás, capacidad de comunicar y habilidad de cooperar con los demás”.

La inteligencia emocional permite conocernos mejor como personas | Unsplash

6.- Según Daniel Goleman, la inteligencia emocional nos muestra cuál es el liderazgo positivo

“El liderazgo no tiene que ver con el control de los demás sino con el arte de persuadirles para colaborar en la construcción de un objetivo común”.“Las críticas adecuadas no se ocupan tanto de atribuir los errores a un rasgo de carácter como de centrarse en lo que la persona ha hecho y puede hacer”.“El respeto y el amor no sólo pueden despejar la hostilidad del seno del matrimonio, sino también de todos los demás ámbitos de nuestra vida”“El liderazgo no tiene que ver con el control de los demás sino con el arte de persuadirles para colaborar en la construcción de un objetivo común”.

7.- “Conócete a ti mismo” es una máxima para Daniel Goleman sobre inteligencia emocional

“El conocimiento de uno mismo, es decir, la capacidad de reconocer un sentimiento en el mismo momento en que aparece, constituye la piedra angular de la inteligencia emocional”.“El autodominio exige autoconciencia más autorregulación, componentes clave de la inteligencia emocional”.“No permitas que el ruido de las opiniones ajenas silencie tu voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje de hacer lo que te dicten tu corazón y tu intuición. De algún modo, ya sabes aquello en lo que realmente quieres convertirte”.

“La empatía siempre entraña un acto de autoconciencia”.

Es importante a la hora de educar enseñar a nuestro hijo a escuchar su voz interior y a que, cuando tomen decisiones esta les produzca una paz interior. Begoña Ibarrola nos anima a invitar a nuestros hijos a conocer su mundo emocional y “poner nombre a sus propias emociones”, pues este será el primer paso para conseguir gestionarlas de manera positiva.

8.- Según Daniel Goleman, la inteligencia emocional es clave para nuestra vida social

“El arte de las relaciones se basa, en buena medida, en la habilidad para relacionarnos adecuadamente con las emociones ajenas”.“La compasión se erige sobre la empatía que, a su vez, requiere prestar atención a los demás. Si estamos absortos en nosotros, no nos daremos cuenta de los demás y seguiremos nuestro camino, indiferentes a su sufrimiento”.“La capacidad de expresar los propios sentimientos constituye una habilidad social fundamental”“La verdadera compasión implica no solo sentir el dolor del otro sino además movilizarse para ayudar a aliviarlo”