Von der Leyen recalca que el ahorro de energía es "vital" para asegurar el abastecimiento

Von der Leyen recalca que el ahorro de energía es "vital" para asegurar el abastecimiento

HANDOUT - 20 July 2022, Belgium, Brussels: European Commission President Ursula von der Leyen, gives a press conference after the College meeting on the Save gas for a safe winter package at the EU headquarters. Photo: Christophe Licoppe/European Commis
| Christophe Licoppe/European Comm / DPA
EFE

La presidenta de la Comisión Europea ha subrayado la importancia del plan voluntario aprobado por los Veintisiete para garantizar la "seguridad energética"

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, celebró este martes que varios países de la Unión Europea estén aplicando ya planes del "vital" ahorro energético que precisa la UE para garantizar el abastecimiento cuando llegue la estación fría.

"El ahorro de energía es vital para la seguridad energética de Europa", declaró en su cuenta de Twitter la presidenta del Ejecutivo comunitario.

Von der Leyen señaló que el plan comunitario de emergencia "para reducir la demanda de gas en toda la Unión Europea ya está en vigor" y agregó que "varios Estados miembros ya han tomado valiosas medidas voluntarias" para lograr el objetivo conjunto de reducir el consumo de gas en al menos un 15%".

La presidenta del Ejecutivo comunitario se expresó así cuatro días después de que el Consejo de la UE aprobara el plan de ahorro voluntario de gas entre los Veintisiete para hacer frente a la posible escasez el próximo invierno, en un contexto bélico en el que Rusia ha cortado total o parcialmente el suministro a doce Estados miembros.

El reglamento validado por las capitales incluye una cláusula para que el Consejo pueda activar una "alerta" sobre seguridad de suministro que haría el recorte obligatorio.

Por ahora se trata de un plan voluntario que se aplicará entre el 1 de agosto de 2022 y el 31 de marzo de 2023 con el objetivo de reducir el consumo de gas un 15% respecto a la media de los últimos cinco años.

La normativa incluye numerosas excepciones, como la que permitirá limitar ese recorte al 7 % a España y Portugal ante el bajo nivel de interconexiones con el resto de socios europeos.