La recaudación por el impuesto de matriculación se dispara un 38% en 2022 pese a la caída de ventas

La recaudación por el impuesto de matriculación se dispara un 38% en 2022 pese a la caída de ventas

Archivo - Imagen de un concesionario.
| UGT-FICA - Archivo
EP

El mayor importe recaudado se debe a factores como la demanda de vehículos más equipados y de mayor precio, como los eléctricos y electrificados

La recaudación pública por impuesto de matriculación (gravamen transferido a las comunidades autónomas) se disparó un 38,7% en el conjunto del año pasado, hasta un importe de 649,29 millones de euros, según datos de la Agencia Tributaria.

Este fuerte incremento de los ingresos públicos por este concepto se produjo a pesar de la caída de las matriculaciones de turismos en 2022, cuando se entregaron 813.396 unidades (-5,4% en términos interanuales), según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

Fuentes del sector explicaron a Europa Press que este mayor importe recaudado se debe a factores como la demanda de vehículos más equipados y de mayor precio, como los eléctricos y electrificados. No obstante, también apuntaron al encarecimiento de los coches motivado por la falta de stock de vehículos provocada por las tensiones en la cadena de suministro, por la guerra de Ucrania y por el incremento de los precios de las materias primas.

En diciembre, la recaudación pública por impuesto de matriculación se situó en 63,93 millones de euros, lo que supone más que duplicar (+109%) los registros contabilizados en el último mes del ejercicio previo (31,059 millones de euros).

La cuota media a ingresar en concepto de esta tasa se situó en 744 euros en todo 2022, lo representa una subida de más de 223 euros (+43%) respecto al año anterior, mientras que en diciembre el importe medio fue de 800 euros, un 164% de avance (302 euros).

El precio medio se impulsa

Así, el precio medio (incluido el impuesto) que abonaron los consumidores españoles para comprar su coche en 2022 fue de 22.176 euros, lo que representa un crecimiento del 8,3% en la comparativa con el ejercicio anterior.

En diciembre, el precio medio abonado por la compra de un vehículo fue de 23.443 euros, un 10,6% de crecimiento si se compara con el último mes del año previo (20.472 euros).

Las emisiones de los vehículos, por su parte, fueron de 122 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro al término del año pasado, cuatro gramos menos que en 2021. La media en diciembre fue de 121 gramos, cuatro gramos menos que hace un año.

Por último, el valor total de los vehículos adquiridos alcanzó 18.710 millones de euros entre enero y diciembre del año pasado, un 4,3% menos, al tiempo que en el último mes de 2022 el importe fue de 1.810 millones, un 15,6% menos.

Temas